La Anestesia (Anesthesia)

¿Qué tipo de anestesia puede ser dado a mi hijo?

La anestesia general es la condición en que el paciente está inconsciente y no puede sentir dolor o cualquier otra sensación. La anestesia general se utiliza para la mayoría de las cirugías, y alguien experto en anestesia está siempre presente.

La sedación consciente es una condición en la cual el paciente está despierto, pero muy somnoliento. Esta condición se utiliza para muchos procedimientos efectuados fuera de la sala de operaciones. Una persona del Departamento de Anestesiología puede o no estar presente.

La anestesia local por lo general consiste en la inyección de un medicamento bajo la piel, por lo que el área se vuelve insensible. Esto se combina a menudo con sedación consciente para procedimientos menores.

La anestesia regional es el proceso de la inyección de un medicamento cerca de una zona de los nervios (como la médula espinal) para bloquear la transmisión de sensaciones al cerebro.

Hay muchos tipos de anestesia regional, pero los más comunes son espinales y epidurales, que a menudo se utilizan durante el trabajo infantil y la entrega. En el hospital de Cincinnati para niños, se usa la anestesia regional en combinación con anestesia general y, por lo tanto, se hace después de que el paciente está anestesiado.

Aproximadamente uno o dos días antes de la cirugía programada, una enfermera de nuestra unidad de Cirugía Ambulatoria llamara para obtener alguna información sobre su hijo. La enfermera le preguntará si el pediatra de su hijo ha completado un formulario de examen físico.

Además, la enfermera le preguntará acerca de cualquier medicamento que su hijo está actualmente tomando o ha tomado recientemente. La enfermera también querrá saber si su hijo es alérgico a medicamentos o alimentos y si ha sido expuesto a alguna enfermedad contagiosa recientemente.

Le informaremos sobre la fecha de la cirugía y lo que será capaz de alimentar a su hijo en ese día. También le dirá a cuál hora necesitará llegar al hospital y le dará instrucciones adicionales necesarias. La hora de llegada es generalmente 90 minutos antes del horario programado de la cirugía.

En el día de la cirugía, se registrará en la recepción del área quirúrgica y luego ser escoltado a una sala de espera individual. Allí serán entrevistados y examinados por una enfermera y un miembro del equipo de anestesia de atención.

Usted debe proveer la siguiente información sobre su hijo al personal médico:

  • Historia del problema médico que lleva a la cirugía
  • Otros problemas médicos, especialmente las relacionadas con el corazón o los pulmones
  • Las alergias a medicamentos o alimentos
  • Una lista de los medicamentos actuales
  • Una lista de otros medicamentos que su hijo ha tomado recientemente
  • Historia de los anestésicos anteriores, especialmente los problemas
  • Historia de los problemas con la anestesia en la familia
  • Las enfermedades actuales, como los resfriados o la gripe

Un miembro del equipo de anestesia le explicará cómo su hijo será anestesiado.

Para todos los procedimientos electivos, la salud actual de su hijo en el momento de la cirugía es muy importante para minimizar los riesgos asociados con la anestesia. Por esta razón, las enfermeras y los médicos le preguntarán si ha habido alguna enfermedad reciente.

Asegúrese de decirle al personal médico si su hijo ha tenido alguna infección respiratoria reciente, como la neumonía, bronquitis, crup o tos ferina, amigdalitis o resfrío. Los síntomas de estas enfermedades incluyen fiebre, falta de aliento, tos, flujo nasal o disminución del apetito.
Estas enfermedades pueden aumentar el riesgo de complicaciones tales como la respiración ruidosa, que requieren tratamiento o la posibilidad de una estadía prolongada en el hospital. La posibilidad que se produzcan estas complicaciones dependerá de la severidad de la infección y el tipo de procedimiento que se realizara.

El anestesiólogo se preocupara si su hijo tiene síntomas tales como náuseas, vómitos y / o diarrea. Anestesia administrada bajo estas condiciones pueden empeorar algunos de los síntomas. Las náuseas también pueden aumentar el riesgo de aspiración (contenido del estómago vómito en los pulmones) asociados con la anestesia.

Por estas razones, es importante decirles a las enfermeras y el anestesiólogo de alguna enfermedad reciente.

Le diremos la noche anterior lo que su hijo debe comer y beber - y si él / ella puede tomar alimentos sólidos o líquidos - antes de la cirugía. El número de horas de ayuno requerido antes de la cirugía varía según la edad del paciente.

Se hace una distinción entre sólidos y líquidos claros.

Para la seguridad de su hijo, es muy importante que siga estas instrucciones con exactitud. Si estas instrucciones no se siguen y se administra anestesia, la aspiración de vómitos, y la neumonía puede ocurrir. Para evitar estas complicaciones, la operación de su hijo o prueba de diagnóstico pueden ser cancelados o retrasados. 

Niños menores de 12 meses de edad

No hay alimentos grasosos después de la medianoche

  • 6 horas antes de la cirugía:
    • dejar de consumir comidas sólidas, cereales, fórmula, leche y productos lácteos (excepto la leche materna)
  • 4 horas antes de la cirugía:
    • Deje de la lactancia materna
    • Deje de líquidos claros
    • No dé nada más para beber.

Paciente de 12 meses de edad o más

No hay alimentos grasosos después de la medianoche

  • 8 horas antes de la cirugía:
    • dejar de consumir productos de alimentos sólidos, leche y productos lácteos, jugos cítricos, dulces, goma de masticar
  • 4 horas antes de la cirugía
    • Deje de líquidos claros
    • No le dé nada de beber más
    • Supervise el cepillado de dientes para asegurarse de que el niño no beba agua

Los líquidos claros son líquidos que se pueden ver a través de:

  • Agua
  • Azúcar agua
  • Pedialyte
  • Gatorade
  • Kool-Aid
  • Jugo de manzana
  • Jugos sin pulpa
  • Refrescos
  • Gelatina
  • paletas
  • La leche materna
  • caldo sin grasa


El jugo de naranja, la leche de vaca, leche de soja, y la fórmula NO son líquidos claros.

Si su hijo es sometido a una cirugía de la tarde, su hijo puede tomar un desayuno ligero en seco hasta 8 horas antes de la cirugía. Un desayuno ligero es de cereales, pan tostado, y un líquido claro. No le dé carne, alimentos fritos o grasosos para el desayuno. Su hijo no debe comer alimentos grasosos después de la medianoche.

Detenga todos los alimentos sólidos a las 8 horas antes de la cirugía.

Si las pautas de ayuno no se siguen, el anestesiólogo determinará cuando la cirugía se llevará a cabo.

Medicamentos por vía oral antes de la cirugía

Si su hijo toma medicamentos regularmente, dar la dosis habitual por la mañana con unos pocos sorbos de líquido claro o agua (incluyendo medicamentos cardíacos o para regular las convulsiones).

Los inhaladores para el asma se deben tomar a la hora habitual.

La aspirina y medicamentos antiinflamatorios no esteroides (como ibuprofeno), o productos que contengan aspirina o el ibuprofeno, no se deben tomar durante dos semanas antes de la cirugía. Si su hijo necesita tomar estos medicamentos de forma regular, por favor, consulte con su cirujano antes de la operación. Productos acetaminofenes, como Tylenol, se pueden tomar hasta el momento de la cirugía.

Hay dos métodos básicos de la inducción (poner  su niño a dormir con anestesia):

  • intravenosa - un IV se inicia antes de la inducción de la anestesia
  • La inhalación - el paciente respira gas anestésico a través de una máscara

El anestesiólogo decide sobre el tipo de inducción, con base en las siguientes consideraciones:

  • ¿Qué es más seguro para el paciente?
  • ¿Cuál es la edad del paciente? Si un niño tiene menos de 10 meses de edad o 12 años de edad o más la sala de inducción generalmente no se utiliza.
  • ¿Qué es la menos estresante para el paciente?
  • ¿Qué es lo apropiado para el tipo de cirugía que se realiza?

A menudo, se le da un medicamento al niño antes de la cirugía. Esto se puede hacer para ayudar a reducir las molestias después del procedimiento, para evitar problemas durante la anestesia o para ayudar a aliviar la ansiedad del niño. Estos medicamentos, ordenada por un miembro del equipo de anestesia, se puede administrar por vía oral o por inyección.

Además, para disminuir la ansiedad, los padres podrán ser permitidos a entrar a la sala de inducción con su hijo. Situado junto a la sala de operaciones, la sala de inducción es donde la anestesia se administra a través de una máscara. Una inducción inhalatoria toma alrededor de tres a cinco minutos. Cuando  los niños se ponen somnolientos como resultado de la anestesia, algunos cierran los ojos y duermen sin problemas. Algunos entran una fase de excitación. Durante esta etapa, los niños pueden mover los brazos o las piernas con suavidad o con más fuerza. Algunos parecen mareados, respiraran ruidosamente o tosen. Algunos pueden tener movimientos anormales de los ojos, por ejemplo, como ondulaciones de los ojos. Su hijo se sentirá pesado cuando él / ella se relaja en un sueño muy profundo. Una vez dormido, puede besar o tocar suavemente a su hijo antes de ser escoltado hasta la sala de espera. Después de salir de la sala de inducción, se llevara su hijo a la sala de operaciones.

Los efectos secundarios comunes de la anestesia general y regional incluyen:

■ La fatiga, mareos
■ Escalofríos
■ Palidez, apariencia hinchada, hinchazón
■ Las náuseas y los vómitos
■ Dolor de garganta
■ La congestión y la tos
■ La necesidad de oxígeno
■ Erupciones en la piel, hinchazón y picazón
■ Los moretones y molestias en los sitios de la aguja

Su hijo podrá despertar de forma inquieta o irritable. El niño puede llorar, mover de forma violenta, arquear la espalda, extender la mano o parecer inconsolable. Esto se conoce como "delirio de salida" y puede durar entre 10 minutos y una hora.

Estos suelen durar unas horas y se resuelven por sí solos.

Después de la cirugía, se llevan la mayoría de niños a la sala de recuperación. Allí, una enfermera asignada solamente a un niño vigilara los signos vitales y se asegurara que el niño se sienta cómodo.

Cuando el niño está despierto y consciente de los alrededores, los padres serán informados. Dos personas serán invitadas a la sala de recuperación para acompañar al niño. Como promedio, la estadía en la sala de recuperación dura aproximadamente entre 45 minutos y una hora. Durante este tiempo, los medicamentos adicionales para el dolor y / o náuseas pueden ser dados. Los líquidos claros también se pueden administrar por vía oral si el cirujano lo permite.

Una vez que el niño cumple los criterios para la descargo de la sala de recuperación, él / ella o será trasladado a una sala de hospital, a una habitación en la unidad de ‘cirugía del mismo día’ para más seguimiento  o envió a casa.

Al salir del hospital, se darán las instrucciones por escrito a los padres. Estas instrucciones pueden incluir información acerca de cómo cuidar a una incisión, remedio para el dolor, u otro material consideraos oportunas para el cuidado del niño en el hogar después de la cirugía por el equipo médico.

Si el niño tiene un dolor que no puede ser manejado facilmente por el equipo quirúrgico, o si el niño tiene una necesidad médica especial, se puedo contactar el departamento de servicio de dolor para ayuda. En común, este equipo especializado en dolor ayuda a aliviar el dolor con por lo siguiente:

  • Las ‘PCA’ son bombas computarizadas que se pueden configurar para suministrar una cantidad específica de medicamento cuando un paciente oprima un botón. Niños de sólo cuatro años han utilizado los ‘PCA’ con eficacia, aunque generalmente sólo se ofrecen a los niños mayores de siete años. La configuración de seguridad incluye límites de la frecuencia que la bomba entregará el medicamento y la dosis de medicamentos que se le da. Varios medicamentos pueden ser utilizados de esta manera. Sólo se le permite presionar el botón al paciente, excepto cuando especialmente dispuesto por el ‘servicio de dolor’.
  • La epidural es un trozo de tubo delgado que se coloca en un espacio entre los huesos de la columna vertebral y la médula espinal. Los medicamentos pueden administrarse en forma de infusión para mantener cómoda al paciente después de la cirugía.

Hay otras maneras de ayudar con el dolor. Se puede hablar con un profesional del manejo del dolor acerca de las posibilidades.

Un representante de servicio que habla español, atenderá su llamada, contestará sus preguntas, 513-636-0799.

Si usted o su niño experimentan efectos secundarios inusuales, inesperados o severos, luego de seguir los procedimientos o instrucciones indicados en este documento, le recomendamos que llame de inmediato a su médico primario, su sala de emergencias local, o, en casos de efectos secundarios o reacciones adversas extremas, llame al 911 o su número local para emergencias.

El cuidado pediátrico está constantemente mejorando y enfrentando nuevos retos. Las nuevas ideas, prácticas e investigaciones, provocan continuos cambios en nuestra interpretación y recomendaciones. Estas páginas representan nuestro mejor esfuerzo pero de ningún modo sustituyen el diálogo crítico y las recomendaciones de su pediatra o profesional del cuidado de la salud. La información incluída en los "Temas de Salud" ("Health Topics"), es considerada confiable y generalmente de acuerdo con los estándares aceptados al momento de la publicación. Sin embargo, la posibilidad de un error humano y los cambios en las ciencias médicas, previenen que los autores y el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, ofrezcan estas páginas como algo más que puntos de partida o referencia para las decisiones del cuidado y el plan educacional que los padres, pediatras, profesionales del cuidado de la salud y los niños, deben tomar en conjunto.

Si cree que usted, su niño, o alguien que usted conoce, sufre de las condiciones descritas aquí, por favor visite a su proveedor de cuidados de la salud. No intente ofrecer tratamiento para usted mismo, su niño o alguien más, sin la supervisión médica adecuada.


Last Updated 04/2011