Bronquitis Aguda (Acute Bronchitis)

La bronquitis es una inflamación de los tubos grandes para respirar (vías respiratorias) que se llaman bronquios, que provoca una mayor producción de mucosidad y otros cambios. Aunque existen varios tipos diferentes de bronquitis, las dos más comunes son las agudas y las crónicas (afecta principalmente a los adultos).

La bronquitis aguda es la inflamación de las membranas mucosas de los bronquios.

Bronquitis Aguda (Acute Bronchitis).Generalmente, la causa de la bronquitis aguda son agentes infecciosos como bacterias o virus. También puede ser causada por agentes físicos o químicos: polvo, alérgenos, vapores intensos y vapores de sustancias químicas para limpieza, o el humo del cigarrillo. (Una bronquitis asmática aguda puede ocurrir como resultado de un ataque de asma, o puede ser la causa de un ataque de asma).

En los niños, la causa más común de la bronquitis es un virus, aunque en niños mayores de 6 años la causa puede ser una bacteria. Una bronquitis aguda es usualmente una afección leve. Se puede tener una bronquitis aguda luego de haber tenido un resfrío común o cualquier otra infección viral en las vías respiratorias altas. También puede ocurrir en niños con sinusitis crónica, alergias, o en los que tienen las amígdalas y las adenoideos grandes. La neumonía es una complicación que puede ocurrir luego de la bronquitis.

Cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Nariz con mocos, generalmente antes de que empiece la tos
  • Malestar (una incomodidad general en el cuerpo o no sentirse bien)
  • Escalofríos
  • Algo de fiebre
  • Dolores de espalda y dolores musculares
  • Dolor de garganta

En las primeras etapas de esta enfermedad, los niños pueden tener una tos seca, sin secreciones, que luego progresa a una tos con mucosidad. Los niños más pequeños pueden vomitar o hacer arcadas cuando tosen. Los síntomas de la bronquitis usualmente duran de siete a 14 días, pero también pueden continuar durante tres a cuatro semanas.

Los síntomas de una bronquitis aguda pueden parecerse a los síntomas de otras afecciones o problemas médicos. Hable con el médico de su hijo/a para obtener un diagnóstico. 

La bronquitis usualmente se diagnostica basándose en la historia y el examen físico del niño. Se pueden ordenar muchos exámenes para descartar otras enfermedades, como neumonía o asma. También se pueden ordenar los siguientes exámenes para ayudar a confirmar el diagnóstico:

  • Radiografía de tórax  
  • Exámenes de sangre
  • Oximetría de pulso – Un oxímetro es una máquina pequeña que mide la cantidad de oxígeno en la sangre. Se pega con cinta un sensor pequeño (como una tirita) en un dedo de la mano o del pie. Cuando la máquina está prendida, se puede ver una pequeña luz roja en el sensor. Este sensor no causa dolor y la luz roja no se calienta.
  • Cultivo de esputo
  • Exámenes del pulmón

El médico de su hijo/a decidirá el tratamiento para la bronquitis aguda en base a:

  • La edad del niño, su salud general y su historia médica
  • El grado de la afección
  • La tolerancia de su hijo/a a medicamentos, terapias o procedimientos específicos
  • Expectativas del desarrollo de la afección
  • Su opinión o preferencia

En muchos casos, no se necesita un tratamiento con antibiótico para tratar la bronquitis aguda debido a que la mayoría de las infecciones son causadas por virus. Incluso los niños que han estado tosiendo durante más de ocho a diez días generalmente no necesitan antibióticos. La mayor parte del tratamiento ayuda a controlar los síntomas que su hijo/a puede tener, y puede incluir:

  • Analgésicos, tales como el acetaminofeno (para la fiebre y las molestias)
  • Medicamento para la tos
  • Mayor consumo de líquidos
  • Un humidificador de aire frío en la habitación puede ayudar

Se deben evitar los antihistamínicos en la mayoría de los casos, porque secan las secreciones y pueden hacer que la tos empeore.

Siempre consulte con el médico de su hijo/a para obtener más información.


Last Updated 09/2013