Coleccion, Almacenamiento y Uso de Leche Materna Expresada para Bebes Sanos

Colección de leche materna

  • Lávese las manos antes de expresar su leche.
  • Asegure de usar un equipo limpio. Siga las instrucciones para limpiar las partes entre cada uso que vienen con su bomba de expresar el pecho.
  • Siéntese cómoda. Piense en su bebe o contemple una foto de su bebe. Técnicas de relajamiento pueden ayudar a aumentar la cantidad de leche que exprese del pecho.
  • Aplique compresas con una toalla mojada con agua tibia por unos minutos antes de expresar el pecho.
  • Ligeramente masaje al pecho antes y durante el tiempo que bombea el pecho para aumentar la leche expresada.
  • Asegure que tenga el correcto tamaño de la copa (la parte que esta contra el pecho). Su pezón no debe de rozar el túnel de la copa o compresionar el pezón demasiado cuando usa la bomba de expresar el pecho. El tamaño incorrecto de copa puede resultar en que disminuya la producción de leche y dolor con uso continuo.
  • Si la bomba de expresar el pecho tiene un control de succión, use solo la succión necesaria para que salga la leche. Ajuste a su nivel de comodidad.
  • Una sesión de expresar el pecho con la bomba de succión toma de 10 a 20 minutos por pecho si usa una bomba con equipo singular. Si utiliza equipo de succión doble, va a disminuir el tiempo que necesita succionar a aproximadamente 15 minutos. 
  • Leche materna expresada puede almacenarse en cualquier biberón (de plástico o vidrio). Bolsas especiales también pueden usarse para guardar su leche en su casa. Sáquele el aire de la parte de arriba antes de cerrarse. Sierre la bolsa con un sierre de plástico o alambre y posicione vertical para que no se tire la leche. Ponga etiquetas en el recipiente con la fecha y hora en que se expreso la leche.
  • Si se requiere más de una botella para almacenar la leche cada vez que bombea, mezcle cuidadosamente toda la leche bombeada antes de ponerla en el refrigerador o congelador.
  • La leche se expanda al congelarse así es que llene la botella solo ¾ con leche. Puede combinar la leche que se expreso las ultimas dos veces anteriormente si es necesario. Almacene solo de 2 a 4 onzas a la vez en la botella para no tener que gastar leche si se descongela mas de lo que se va a tomar el bebe.
  • Para transportar la leche, coloque las botellas en una mochila con paquetas congeladas.
  • La leche “fresca” contiene mas propiedades contra-infectivas, luego sigue la leche refrigerada, y después leche congelada. 
  • Leche fresca al aire libre Cuatro horas
  • Leche fresca en el refrigerador (4° C, 39° F) 3 a 5 días
  • Leche congelada en el congelador de un refrigerador con puerta separada 3 meses
  • Leche congelada a 0° F(-19° C) o menos 6 a 12 meses
  • Leche descongelada en el refrigerador 24 horas
  • Leche que queda en la botella después de que comienza el bebe a comer Use en una hora y no la guarde para uso después. 
  • Lávese las manos antes de tocar la leche.
  • Descongele la leche poniendo la botella en el refrigerador por varias horas o la noche anterior.
  • No vuelva a congelar leche que esta descongelada.
  • Para calentar leche refrigerada o congelada, bañe o sumerja la botella en un recipiente de agua tibia. No deje que el nivel de agua llegue asta la tapa de la botella de leche.
  • Nunca debe de calentar la leche en el horno de microondas. Esto puede crear bolsas demasiado calientes. Poniendo la leche en el microondas o calentando en agua demasiado caliente puede disminuir las propiedades contra-infectivas de la leche materna.
  • Su leche se separa cuando se almacena en el refrigerador o congelador y la crema (grasa) sube hacia arriba. Mezcle cuidadosamente la botella. No agite demasiado.

Para mas información sobre este tema de salud, hable al Centro de Medicina de Lactancia al 513-636-2326. Presione Opción #2 para hablar con un intérprete en Español. 

Si usted o su niño experimentan efectos secundarios inusuales, inesperados o severos, luego de seguir los procedimientos o instrucciones indicados en este documento, le recomendamos que llame de inmediato a su médico primario, su sala de emergencias local, o, en casos de efectos secundarios o reacciones adversas extremas, llame al 911 o su número local para emergencias.

El cuidado pediátrico está constantemente mejorando y enfrentando nuevos retos. Las nuevas ideas, prácticas e investigaciones, provocan continuos cambios en nuestra interpretación y recomendaciones. Estas páginas representan nuestro mejor esfuerzo pero de ningún modo sustituyen el diálogo crítico y las recomendaciones de su pediatra o profesional del cuidado de la salud. La información incluída en los “Temas de Salud” (“Health Topics”), es considerada confiable y generalmente de acuerdo con los estándares aceptados al momento de la publicación. Sin embargo, la posibilidad de un error humano y los cambios en las ciencias médicas, previenen que los autores y el Cincinnati Children’s Hospital Medical Center, ofrezcan estas páginas como algo más que puntos de partida o referencia para las decisiones del cuidado y el plan educacional que los padres, pediatras, profesionales del cuidado de la salud y los niños, deben tomar en conjunto.

Si cree que usted, su niño, o alguien que usted conoce, sufre de las condiciones descritas aquí, por favor visite a su proveedor de cuidados de la salud. No intente ofrecer tratamiento para usted mismo, su niño o alguien más, sin la supervisión médica adecuada. 


Last Updated 12/2013