El Llanto: Cómo Calmar a su Bebé (Crying: How to Soothe Your Baby)

¿Por qué lloran los bebés?

Todo bebé llora. Es normal llorar por 1 a 4 horas al día. Un típico bebé de 6 semanas pasa aproximadamente un total de 3 horas al día llorando. Al principio esto puede ser duro para usted especialmente si el bebé ha estado enfermo, podría pensar que el bebé se está enfermando otra vez. O tal vez sienta que debe calmar al bebé, y sin embargo nada de lo que hace detiene su llanto. No se culpe.

El llanto es la una de las maneras en que los bebés recién nacidos se comunican. Ellos con frecuencia presentan distintos llantos para cada emoción: hambre, dolor o necesidad de atención. También está el lloriqueo semidormido que indica que el bebé está soñando y muy probablemente se volverá a dormir.

Escuche a su bebé y trate de determinar qué es lo que necesita:

  • Trate de cambiarle el pañal. Algunos bebés se sienten muy incómodos con un pañal mojado o sucio, y le están pidiendo que se los cambien.
  • Los bebés deben comer cada 3 a 4 horas. No alimente su bebé cada vez que llora.
  • A la mayoría de bebés les gusta que los lleven para una caminata o paseo. Trate de darle palmaditas, mecerlo, cantarle, leerle o distraerlo con juguetes.
  • Si las cosas activas no funcionan, trate de hacer cosas más calmadas. Tal vez su bebé necesita luces y música suave para calmarse.  A veces los bebes simplemente quieren estar con usted y ser sostenidos por usted.
  • Envuélvalo cómodamente en una cobija. A los bebés les gusta sentirse abrigados y seguros.
  • Vea si a su bebe le agradaría calmarse con la ayuda de un chupete. 

No existe una respuesta correcta. Lo que funciona hoy puede no funcionar mañana. Si ha intentado todas las actividades sugeridas y su bebé sigue llorando, intente lo siguiente:

  • Haga que otra persona se encargue de su bebé por un corto período de tiempo.
  • Pida consejo a alguien de confianza. A veces, el hablar con otra persona le brinda la ayuda que necesita.
  • Coloque al bebé en su cuna, cierre la puerta y dese un descanso. Observe a su bebé cada 15 minutos para ver si dejó de llorar. No se sienta culpable. Ser padres es un trabajo duro.
  • Llame al médico de su bebé. El médico podrá confirmarle que el bebé no está enfermo. Pida al médico otras sugerencias que le puedan ayudar a usted y a su bebé. 

¡Nunca sacuda a su bebé!

Sacudir a su bebé puede causarle graves daños o incluso la muerte. Si usted se siente frustrada o furiosa, coloque al bebé en un sitio seguro, como el corralito o la cuna, y aléjese. Observe al bebé cada 15 minutos. Hable con alguien para tener apoyo emocional. Esto es lo mejor que puede hacer por usted y su bebé. 

Un representante de servicio que habla español, atenderá su llamada, contestará sus preguntas, 513-636-0799.

Si usted o su niño experimentan efectos secundarios inusuales, inesperados o severos, luego de seguir los procedimientos o instrucciones indicados en este documento, le recomendamos que llame de inmediato a su médico primario, su sala de emergencias local, o, en casos de efectos secundarios o reacciones adversas extremas, llame al 911 o su número local para emergencias.

El cuidado pediátrico está constantemente mejorando y enfrentando nuevos retos. Las nuevas ideas, prácticas e investigaciones, provocan continuos cambios en nuestra interpretación y recomendaciones. Estas páginas representan nuestro mejor esfuerzo pero de ningún modo sustituyen el diálogo crítico y las recomendaciones de su pediatra o profesional del cuidado de la salud. La información incluida en los "Temas de Salud" ("Health Topics"), es considerada confiable y generalmente de acuerdo con los estándares aceptados al momento de la publicación. Sin embargo, la posibilidad de un error humano y los cambios en las ciencias médicas, previenen que los autores y el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, ofrezcan estas páginas como algo más que puntos de partida o referencia para las decisiones del cuidado y el plan educacional que los padres, pediatras, profesionales del cuidado de la salud y los niños, deben tomar en conjunto.

Si cree que usted, su niño, o alguien que usted conoce, sufre de las condiciones descritas aquí, por favor visite a su proveedor de cuidados de la salud. No intente ofrecer tratamiento para usted mismo, su niño o alguien más, sin la supervisión médica adecuada.


Last Updated 12/2013