Cateterización intermitente – Hombres (Intermittent Catheterization – Males)

La cateterización intermitente significa retirar la orina de la vejiga colocando un tubo en la vejiga. Se usa cuando un niño o un adulto no puede vaciar la vejiga por sí mismo, cuando la vejiga de un niño pierde orina o cuando hay una presión muy grande en la vejiga.  

Cuando se hace la cateterización, es importante prevenir las infecciones del tracto urinario. La orina extra en la vejiga puede provocar el desarrollo de gérmenes. Las infecciones crónicas y las presiones muy grandes en la vejiga pueden provocar daños en los riñones con el tiempo.

La cateterización intermitente no es un procedimiento difícil. No hay posibilidad de que cause daños en la vejiga si sigue las instrucciones. Casi cualquier persona puede aprender la técnica, incluso un niño de 7 u 8 años.

Vejiga

Saco muscular que contiene la orina hasta que sale del cuerpo.

Distensión de la vejiga

Vejiga llena más allá de la capacidad normal.

Catéter

Tubo usado para vaciar la orina de la vejiga.

Prepucio

Piel que cubre el glande (punta del pene).

Lubricante

Sustancia soluble en agua, similar a jalea, que se usa para prevenir la irritación. (No use un producto en base a petróleo, como Vaselina. Use un producto como K-Y Jelly, que no daña el catéter).

Uretra

Tubo que transporta la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo.

Orinar

Vaciar la vejiga.

La orina (el líquido de desecho del cuerpo) se forma en los riñones mediante un proceso de filtrado de la sangre. La orina baja desde los riñones a través de los uréteres y entra en la vejiga. La vejiga es un músculo elástico que actúa como un tanque de almacenamiento. A medida que la vejiga se llena, las paredes se relajan para contener más orina y el músculo del esfínter permanece contraído para evitar la pérdida de orina.

Reúna estos materiales después de lavarse las manos: 

  • Lubricante (K-Y Jelly o Lubafax)
  • Toalla de papel
  • Catéter (tamaño ______)
  • Pañal (para bebés)
  • Recipiente de plástico (si es necesario tomar una muestra)
  • Betadine o toallitas o bastoncillos con extremo de algodón BZK
  • Agua y jabón (jabón suave, como Ivory o Dial líquido)
  • Orinal u otro recipiente para drenar la orina

(Puede variar según la preferencia de su médico.) 

  1. Lávese bien las manos con agua y jabón.
  2. Abra el paquete del catéter, cubra el extremo y las primeras 1 a 2 pulgadas del catéter con lubricante.  Vuelva a colocar el catéter en el paquete.  Si usa catéteres autoesterilizados, coloque el extremo del catéter de nuevo en la bolsa de plástico después de cubrirlo con lubricante.
  3. En el caso de bebés, quite el pañal usado y coloque uno nuevo.
  4. Limpie el pene. Sujete ambos lados del pene, con la mano no dominante (la mano que usa menos). Manteniendo el pene alejado del cuerpo, retire hacia atrás el prepucio (si es necesario). Lave la punta del pene o glande con Betadine o toallitas o bastoncillos BZK o con una sustancia antiséptica si lo indica el médico. Continúe sujetando hacia atrás el prepucio.
  5. Ubique el orificio urinario en la punta del pene. Inserte el catéter suavemente. Es posible que encuentre resistencia aproximadamente a 3/4 del recorrido (un músculo contraído). Si eso sucede, ejerza una presión firme y constante contra el músculo. Quizás sea necesario que mantenga la presión durante un minuto o más para que el músculo se relaje. Nunca fuerce la entrada del catéter. Debe sentir que algo se “afloja” y luego que el catéter se desliza fácilmente. Si no puede lograr que el músculo se relaje, intente cambiar el ángulo en el que sujeta el pene. Si eso no ayuda, inténtelo nuevamente 30 minutos después.
  6. Deje que la orina drene hacia el urinal, inodoro o el pañal en el caso de un bebé, o un recipiente si es necesario tomar una muestra. A veces, su proveedor de atención médica le pedirá que mida la cantidad de orina que sale de la vejiga en la cateterización.
  7. Cuando la orina deje de salir, retire lentamente el catéter, dejando que drene toda la orina.
  8. Enjuague la sustancia antiséptica del pene con agua.
  9. Observe el aspecto y la cantidad de orina. Si hay algo raro, informe a su médico.
  10. Debe hacer esto _______ veces al día.
  11. En el caso de catéteres autoesterilizados, siga las instrucciones de su médico o enfermera. 

Bebés

Preste atención a orina turbia u oscura, sangre en la orina, vómitos, escalofríos o fiebre, bebé molesto que no se puede calmar, aumento del sueño, hinchazón o enrojecimiento alrededor del orificio uretral, cambio en el olor de la orina, dolor al orinar o secreción inusual en la uretra o alrededor del catéter.

Niños más grandes

Preste atención a orina turbia u oscura, sangre en la orina, náuseas o vómitos, escalofríos o fiebre, dolor en el costado, sentirse muy cansado o con mucho sueño, necesidad frecuente de orinar, urgencia (necesidad de ir rápidamente al baño) para orinar, hinchazón o enrojecimiento alrededor del orificio uretral, cambio en el olor de la orina, ardor y dolor al orinar o durante la cateterización, secreción inusual en la uretra o alrededor del catéter, disminución notoria en la cantidad de orina.

  • Es importante que su bebé esté tomando ______onzas de fórmula en las sesiones de alimentación.
  • Ofrezca al bebé un chupete, un juguete que lo consuele o un móvil con música para distraerlo.
  • Tome en brazos y consuele al bebé después del procedimiento.
  • Es muy importante que cateterice a su hijo en el momento indicado, todas las veces, y que no se salte el procedimiento (distribuya las cateterizaciones a intervalos iguales desde la mañana hasta la noche).
  • Asegúrese de que su hijo tome muchos líquidos para mejorar el flujo de la orina a través de los riñones.

Se usó por primera vez en 1970 como una técnica no estéril para hacer sin ayuda en el hogar. La eficacia y la seguridad del procedimiento han quedado demostrados. Se usa en todo el mundo. Miles de personas usan la técnica para manejar el funcionamiento de la vejiga.

Pérdida de orina

  • Es posible que no se haya insertado suficientemente el catéter.
  • El catéter puede estar bloqueado.
  • La vejiga puede estar contraída.

No hay orina durante la cateterización

Es posible que no se haya insertado suficientemente el catéter (especialmente en los varones). Es posible que su hijo no esté tomando la cantidad adecuada de líquido. El catéter puede estar bloqueado. Es posible que la orina ya haya salido a través de pérdidas.

Sangre en el catéter

Por lo general indica una leve irritación en la vejiga o en la uretra. Normalmente se soluciona sola. Si continúa habiendo sangre, o si se asocia con dificultades para pasar el catéter, hable con su médico. Nunca debe forzar la entrada de un catéter en la vejiga.

Para obtener más información sobre este tema o cualquier otro tema de salud, llame al Family Resource Center (Centro de Recursos para la Familia) al 513-636-7606 o a su pediatra.


Last Updated 10/2012