Hernia Diafragmática Congénita (CDH) (Congenital Diaphragmatic Hernia (CDH))

¿Qué es una CDH?

Una hernia diafragmática congénita es un defecto de nacimiento donde existe una abertura en el músculo que ayuda a la respiración, llamado diafragma. Esta abertura puede estar en el lado derecho o izquierdo, pero es más común en el izquierdo. Los contenidos del abdomen, incluidos el estómago, bazo, hígado e intestinos ascienden hasta el pecho. Existe poco espacio para que los pulmones crezcan y se desarrollen.

En los primeros meses del embarazo, varios órganos se forman al mismo tiempo. El tejido del área de los pulmones y estomago no se forma correctamente, dejando un hoyo en el diafragma. Varios factores podrían contribuir, tales como genes múltiples y el medio ambiente, pero realmente no se conocen las causas.  

  • La CDH ocurre en 1 de cada 5,000 bebés.
  • Alrededor 1 de cada 3 bebés con CDH también tendrá otro defecto congénito. El problema más común es un defecto cardiaco.
  • Entre el 5 y el 16% puede tener un problema cromosómico, como trisomía 21 (o síndrome de Down).
  • Tener un padre, madre o hermano(a) con la afección incrementa ligeramente el riesgo.
  • Cerca del 1% de los bebés con CDH se detectan durante las pruebas de rayos x para otros problemas.

Podría presentar:

  • Piel de color azulado debido a la falta de oxígeno
  • Respiración acelerada
  • Ritmo cardiaco acelerado
  • El estómago parece estar hundido
  • Retracciones – Respirando tan rápido que  se jala la piel entre cada costilla con cada respiración
  • Sonidos ruidosos con cada respiración

La mayoría del tiempo, la CDH se detecta durante un ultrasonido alrededor de las 18 semanas de embarazo. Otros análisis que podrían indicarse son la resonancia magnética nuclear (MRI) y ultrasonidos avanzados.

Un bebé con CDH necesita de una operación para acomodar adecuadamente los órganos en el lugar correcto y cerrar la abertura en el diafragma. La ayuda respiratoria es necesaria después de la cirugía. Algunas veces, un sistema de derivación para corazón/pulmones se utiliza para ayudar a sanar a los pulmones. El resultado de la cirugía depende de qué tan bien se han desarrollado los pulmones del bebé.

Los bebés que nacen con CDH a menudo necesitan de seguimiento regular con especialistas después de dejar el hospital.

Muchos bebés tienen enfermedades crónicas pulmonares y podrían requerir de oxígeno y medicamentos durante semanas, meses o años. Existe el riesgo de desarrollar resfriados y otras enfermedades.

Con frecuencia, necesitan de más calorías para crecer. Una sonda de alimentación podría ser necesaria, especialmente si un niño tiene una enfermedad crónica pulmonar o no le gusta comer por la boca.

Los bebés a menudo tendrán reflujo gastroesofágico (GERD). Los fluidos del estómago van hacia el tubo que se dirige de la garganta al estómago. Podrán tener vómito, arqueo e irritabilidad. La mayoría de las veces el medicamento ayuda con esto, pero a veces la cirugía es necesaria.

Algunos bebés podrían no alcanzar sus metas en el desarrollo y necesitarán de servicios de terapia adicionales para ayudar con la fuerza muscular, alimentación y actividades de la vida diaria.


Last Updated 12/2013