El Estreñimiento (Constipation)

El estreñimiento es un problema común en los niños. Los niños que sufren estreñimiento suelen aguantar el popó e intentar no ir al baño. Los niños contraen los músculos de la cola, lloran, gritan, se esconden en rincones, cruzan las piernas, se sacuden, quedan con la cara roja o bailan para intentar no dejar salir el popó. Los padres suelen confundir esas conductas con intentos de hacer popó, cuando en realidad los niños están intentando aguantar y no hacer popó.

Cuando su hijo/a tiene problemas de estreñimiento, puede haber:

  • Una disminución en la frecuencia con la que hace popó, pueden pasar varios días sin que haga popó
  • Popó duro y seco  
  • Dificultad para que el popó pase por el recto
  • Dolor al hacer popó
  • Hinchazón, calambres o dolor abdominal
  • Cantidades pequeñas de popó líquido o suciedad de popó en la ropa interior 

La mayoría de las veces, no hay motivos precisos para que los niños tengan problemas de estreñimiento. El equipo de atención de la salud de su hijo/a puede llamarle “estreñimiento funcional”. Algunas cosas que pueden empeorar el problema de estreñimiento de su hijo/a son:

Dieta: Algunos niños comen demasiados alimentos que tienen alto contenido de grasa y poco contenido de fibras (“comida chatarra” y bebidas colas). Además, algunos niños no toman suficiente agua.

Falta de ejercicio: El ejercicio ayuda a que la comida se mueva a través de los intestinos. Los niños que miran demasiada televisión o que juegan demasiado en los videojuegos pueden no estar haciendo suficiente ejercicio.

Niños “ocupados”: Algunos niños están demasiado ocupados jugando y se olvidan de ir al baño. Ignoran las señales de su cuerpo que les dicen que es hora de ir a sentarse a hacer popó.

Problemas emocionales: Algunos niños pueden sentirse demasiado presionados para aprender a ir al baño y se resisten. También puede ocurrir que los niños aguanten las ganas de hacer popó porque no quieren ir a un baño público o incluso en la escuela. 

Aunque es difícil ver a su hijo/a sentir dolor debido al estreñimiento, hay otros motivos de preocupación si tiene problemas de estreñimiento durante mucho tiempo. Esas inquietudes son:

  • Heces duras y grandes pueden provocar un desgarro en el ano. Ese desgarro se denomina fisura. Las fisuras pueden sangrar y ser dolorosas.
  • Hacer mucha fuerza para hacer popó puede hacer que los vasos sanguíneos dentro del ano del niño se hinchen o se inflamen (hemorroides), lo que puede causar dolor, ardor y sangrado.
  • Cuando un niño aguanta para no hacer popó, con el tiempo el popó se acumula en el recto. Eso hace que se haga más grande y más difícil de salir. También puede estirar el recto. El popó líquido puede salir por alrededor de esa acumulación de popó duro y grande, y puede hacer que el niño ensucie la ropa interior. Cuando ocurre este tipo de suciedad se denomina encopresis. Los niños pueden no notar esta pérdida de popó líquido, y con frecuencia ni siquiera huelen que tienen sucia la ropa interior. Los niños pueden intentar esconder la ropa interior cuando esto ocurre. 

Durante una visita al consultorio, un médico le hará preguntas sobre la historia médica de su hijo/a y hará un examen. El médico puede hacer preguntas como:

  • ¿Qué edad tenía su bebé cuando hizo popó por primera vez?
  • ¿Con qué frecuencia hace popó su hijo/a?
  • ¿Su hijo/a se queja de dolor cuando hace popó?
  • ¿Ha estado intentando últimamente que su hijo/a deje los pañales y vaya al baño?
  • ¿Cómo es la dieta de su hijo/a?
  • ¿Su hijo/a ha tenido algún motivo últimamente para sufrir más estrés?
  • ¿Su hijo/a ensucia la ropa interior con un poco de popó? Si contestó “Sí”, ¿con qué frecuencia?

Es posible que sea necesario hacer un examen rectal a su hijo/a. El médico o enfermera puede ayudar a explicar este examen especial a su hijo/a antes de hacerlo.

A veces, su hijo/a puede necesitar hacer pruebas especiales para encontrar una causa para el estreñimiento. Las pruebas pueden incluir:

Radiografía abdominal: Es una radiografía especial para evaluar la cantidad de heces en el intestino grueso.

Enema de contraste: Es un prueba que usa rayos X y un tipo especial de solución de enema para tomar imágenes del colon o el intestino grueso, que es la parte inferior de los intestinos. La prueba le muestra al médico si hay algo mal en el colon y cómo está funcionando.

Manometría anorrectal: Es una prueba en la que se mide la fuerza de los músculos en el ano, los reflejos nerviosos, la sensación de que el recto se está abriendo y la coordinación de los músculos cuando se hace popó.

Biopsia rectal: Se toma una muestra de tejido del recubrimiento del recto para observar en un microscopio y detectar problemas. 

Su equipo de atención médica hablará con usted sobre el plan de atención específico de su hijo/a para tratar el estreñimiento. El plan de atención se basa en:

  • Causa del estreñimiento, si se encontró
  • Necesidades de la dieta
  • La edad, salud general y necesidades de atención especiales de su hijo/a
  • Durante cuánto tiempo ha tenido problemas de estreñimiento su hijo/a
  • La capacidad de su hijo/a de tolerar medicamentos, pruebas o terapias
  • Cuánto tiempo puede tardar el tratamiento
  • Su opinión sobre lo que funciona mejor en el caso de su hijo/a

La perspectiva para tratar a los niños con estreñimiento dependerá de si hay un tipo de problema complejo que causa el estreñimiento. Los niños con enfermedades del intestino pueden tener dificultades a largo plazo con el estreñimiento. Hasta 90% de los niños no tendrán problemas recurrentes o a largo plazo.  


Last Updated 06/2013