El Estreñimiento (Constipation)

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento es un problema común en los niños. Los niños que están estreñidos a menudo sujetan sus heces y tratan de no ir al baño. Los niños apretarán sus glúteos, llorarán, gritarán, se esconderán en rincones, cruzarán sus piernas, temblarán, se enrojecerán o bailarán para tratar de sujetar sus heces. A menudo los padres confunden este tipo de comportamiento como si los niños estuvieran intentando hacer deposiciones cuando en realidad se están aguantando.

Cuando su niño está teniendo problemas de estreñimiento, ella/él puede tener:

  • Una disminución de la frecuencia de las deposiciones, puede que pasen días entre deposiciones.
  • Deposiciones duras, secas
  • Problemas para pujar las heces fuera del recto
  • Dolor en el momento de defecar
  • Hinchazón abdominal, calambres o dolor
  • Pequeña cantidad de heces líquidas o mancha de heces en su ropa interior 

La mayoría de las veces no hay una razón precisa del por qué los niños tienen problemas de estreñimiento. El equipo de atención médica de su niño le puede llamar a esto, “Estreñimiento Funcional.” Algunas cosas que pueden afectar en los problemas de estreñimiento de su niño son:

  • La Dieta: Algunos niños comen demasiadas comidas que son altas en grasas y bajas en fibra (como las “comidas rápidas", comida chatarra y bebidas gaseosas). También, algunos niños no beben suficiente agua.
  • La Falta de Ejercicio: El ejercicio ayuda a mover la comida a través de los intestinos. Los niños que ven mucha televisión o juegan mucho con los videojuegos puede que no estén haciendo suficiente ejercicio.
  • Niños que están “ocupados”: Algunos niños están muy ocupados jugando y se les olvida ir al baño. Ellos ignoran las señales de su cuerpo que indican que es tiempo de ir a sentarse al escusado y defecar.
  • Problemas Emocionales: A veces los niños pueden sentir mucha presión de aprender a ir al baño y se resisten a éste. También los niños pueden aguantar la necesidad de ir al baño porque se niegan a usar baños públicos o inclusive los baños de la escuela.

Aunque es difícil ver a su niño con dolor por el estreñimiento, hay otras preocupaciones si su niño tiene problemas con éste por largo tiempo. Estas preocupaciones incluyen:

  • Defecar heces duras y grandes pueden causar un desgarro en el ano. Este desgarro se llama fisura. Las fisuras pueden sangrar y ser dolorosas.
  • El pujar para defecar puede causar que los vasos sanguíneos (hemorroides) dentro del ano del niño se hinchen o inflamen y pueden causar ardor y sangramiento.
  • Cuando un niño se aguanta y no defeca, conforme pasa el tiempo sus heces se acumulan dentro del recto. Esto causa que las heces se pongan más grandes y duras de pasar. Esto también puede estirar el recto. Heces líquidas pueden filtrarse alrededor de esta acumulación de heces duras y grandes y causar que el niño ensucie su ropa interior. Esta manera de ensuciar es llamada “encopresis” (en-co-pre-sis). Puede que los niños no sientan está filtración de heces y a menudo ni siquiera huelen que ellos han ensuciado su ropa interior. Puede que los niños intenten esconder su ropa interior cuando esto sucede.

Durante una visita a la clínica, un doctor le hará preguntas acerca de la historia médica de su niño y hacer un examen. El doctor le hará preguntas como:

  • ¿Qué edad tenía su bebé cuando él/ella defeco por primera vez?
  • ¿Con que frecuencia defeca su niño(a)?
  • ¿Su niño(a) se queja de dolor cuando defeca?
  • ¿Últimamente ha estado tratando de enseñar a su niño(a) a use el baño?
  • ¿Cómo es la dieta de su niño(a)?
  • ¿Últimamente su niño ha tenido más estrés?
  • ¿Su niño ensucia su ropa interior? Si es el caso, ¿Con que frecuencia?
    Puede que su niño necesite un examen del recto. El doctor o la enfermera le pueden ayudar a explicar este examen especial a su niño antes que este sea hecho.

A veces, su niño puede necesitar exámenes especiales para ayudar a encontrar la causa del estreñimiento. Estos exámenes pueden incluir:

  • Rayos X del abdomen: Esta es una foto de Rayos X especial para evaluar la cantidad de heces que hay en el intestino grueso.
  • Enema de contraste: Este es un examen el cual usa Rayos X y un tipo especial de solución de enema para tomar fotos del colon o intestino grueso, que es la parte inferior de los intestinos. El examen le muestra al doctor si hay algo malo dentro del colon o que tan bien está funcionando.
  • Manometría anorectal: Es un examen que mide la fuerza de los músculos en el ano, reflejo de los nervios, la sensación de la distensión rectal y coordinación de los músculos cuando uno defeca.
  • Biopsia rectal: Una muestra de tejido es tomada del forro del recto para ser examinado con un microscopio para ver si hay algún problema con este.

El equipo de atención médica hablará con usted acerca del plan de cuidado específico para tratar el estreñimiento de su niño. Este plan de cuidado está basado en:

  • Causa del estreñimiento, si una es encontrada
  • Necesidades dietéticas
  • La edad de su niño , salud en general y cualquier cuidado especial que necesite
  • El tiempo que su niño ha tenido problemas con estreñimiento
  • La habilidad de su niño para tolerar los medicamentos, exámenes o terapias
  • El tiempo que pudiera durar el tratamiento
  • Sus comentarios en cuanto a lo que funciona mejor para su niño
    El pronóstico para tratar a niños con estreñimiento va a depender de si existe un tipo de problema complejo que causa el estreñimiento. Los niños con enfermedades de los intestinos pueden tener problemas de estreñimiento por un largo tiempo. Hasta un 90% de los niños no tendrán problemas a largo plazo o recurrentes.

Un representante de servicio que habla español, atenderá su llamada, contestará sus preguntas, 513-636-0799.

Si usted o su niño experimentan efectos secundarios inusuales, inesperados o severos, luego de seguir los procedimientos o instrucciones indicados en este documento, le recomendamos que llame de inmediato a su médico primario, su sala de emergencias local, o, en casos de efectos secundarios o reacciones adversas extremas, llame al 911 o su número local para emergencias.

El cuidado pediátrico está constantemente mejorando y enfrentando nuevos retos. Las nuevas ideas, prácticas e investigaciones, provocan continuos cambios en nuestra interpretación y recomendaciones. Estas páginas representan nuestro mejor esfuerzo pero de ningún modo sustituyen el diálogo crítico y las recomendaciones de su pediatra o profesional del cuidado de la salud. La información incluída en los "Temas de Salud" ("Health Topics"), es considerada confiable y generalmente de acuerdo con los estándares aceptados al momento de la publicación. Sin embargo, la posibilidad de un error humano y los cambios en las ciencias médicas, previenen que los autores y el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, ofrezcan estas páginas como algo más que puntos de partida o referencia para las decisiones del cuidado y el plan educacional que los padres, pediatras, profesionales del cuidado de la salud y los niños, deben tomar en conjunto.

Si cree que usted, su niño, o alguien que usted conoce, sufre de las condiciones descritas aquí, por favor visite a su proveedor de cuidados de la salud. No intente ofrecer tratamiento para usted mismo, su niño o alguien más, sin la supervisión médica adecuada.


Last Updated 06/2013