Enema de Contraste (Contrast Enema)

¿Qué es un enema de contraste?

Es un examen especial que usa rayos X y un tipo especial de solución de enema o aire para poder tomar placas del colon o del intestino largo, el cual se encuentra en la parte baja de los intestinos. A través de este examen el doctor sabrá si hay algo anormal dentro del colon.

  1. Un enema de contraste que usa un líquido llamado bario que va a aparecer en los rayos X. La única preparación especial que se necesita es que su niño no coma o beba nada por dos horas antes del examen. Este examen es común en pacientes que tienen un estreñimiento crónico y ayuda al doctor a saber si el paciente tiene una enfermedad llamada Hischsprung.
  2. Un enema de contraste de aire y de bario usa el aire junto con el líquido de bario que aparece en los rayos X. Este tipo de enema se hace frecuentemente para detectar un sangrado rectal. Este examen requiere una preparación de los intestinos.

Antes de venir al hospital, explíquele a su niño lo que va a pasar. Para los niños pequeños utilice palabras simples y explíqueles brevemente sólo antes del examen.

Preparación para el Enema de Contraste

Por favor siga las instrucciones que se refieran al tipo de examen que va a tener su hijo. Las instrucciones son diferentes dependiendo del tipo de contraste de enema.

Preparación para el Enema de Contraste

La única preparación que se requiere para el enema de bario es que el niño no beba o coma nada por dos horas antes del examen.

Preparación para el Enema de Contraste de Aire y de Bario

Empezando el día antes del examen, su niño sólo puede tomar líquidos claros a lo largo de todo el día. No debe comer nada sólido, pero sí puede tomar líquidos. Los líquidos claros incluyen el agua, los caldos, los jugos claros como el jugo de manzana, el jugo de arándano y el jugo de ponche de frutas (fruit punch); así como también el Kool-aid y las sodas.

Si su niño está tomando medicina ordenada por un doctor, déselo a la hora indicada. No debe dar a su niño leche, chicle, caramelos o mentas.

Antes del examen su niño necesita tomar dos dosis de un laxante tal como el citrato de magnesio, que se puede adquirir sin receta en las farmacias. Si su niño va a venir al Cincinnati Children´s Hospital Medical Center como paciente de consulta externa para tener este examen, dele el citrato de magnesio a las 3 pm (o después de la escuela) el día antes del examen, y otra vez a la hora de dormir la noche anterior al examen. Siga las indicaciones que se dan en el cuadro siguiente para saber la cantidad que debe dar.  

Edad del niñoDosis
Menores de un 1 añono dar laxantes
1 - 3 años1 ½ onzas
3 - 5 años2 ½ onzas
6 - 8 años3 onzas
9 - 12 años4 onzas
13 - 18 años5 onzas

En el día del examen, su niño puede tomar líquidos claros hasta cuatro horas antes del examen. No permita que su niño coma o beba nada por cuatro horas antes del examen.

Acompañando a su niño

Usted puede estar con su niño durante el examen. Los niños a menudo cooperan más y son menos aprensivos cuando un ser querido está con ellos. Es más fácil tener a otra persona cuidando a los hermanos de su niño para que así usted pueda estar con él. Si usted está embarazada, va a tener que salir del cuarto cuando se tomen las placas.

Es posible que durante el examen su niño se sienta incómodo. Por favor dígale al doctor, a la enfermera o al técnico si hay dolor, para que así puedan evaluarlo.

Enema de contraste

Durante el examen, su niño estará echado sobre la mesa de rayos X. Le pondrán un enema. El líquido trazará el colon de su niño en los rayos X. El técnico de rayos X o el doctor (radiólogo) estarán mirando con una cámara especial de rayos X durante el examen. A lo largo de este procedimiento se tomarán varias placas de rayos X. El examen dura 15 minutos aproximadamente.

Nada dolerá a durante el examen, pero su niño necesitará estar echado y quieto en la mesa de los rayos X. Si su niño no puede estar quieto, nuestro personal ayudará sosteniendo al niño para que no se mueva.

El enema requiere la inserción de un pequeño tubo en el recto de su niño. Este tubo, que es más pequeño que una defecación normal, puede ser inconfortable pero no causa dolor. El tubo de enema debe quedarse en ese lugar durante el examen, lo cual dura 15 minutos aproximadamente. El técnico de rayos X le mantendrá informado.

Enema de Contraste de Aire y de Bario

Durante este examen, su niño estará echado en la mesa de rayos X. Se le dará a su niño un enema de un líquido especial llamado bario. Durante un enema de contraste de aire, se drenará algo del bario y se meterá el aire. El bario y el aire trazarán el colon de su niño en los rayos X. El técnico o el doctor (radiólogo) estarán mirando con una cámara especial de rayos X durante el examen. A lo largo del examen se tomarán varias placas de rayos X.

Nada le dolerá a su niño durante el examen, pero él necesitará estar echado y quieto en la mesa de los rayos X. Si su niño no puede estar quieto, nuestro personal lo ayudará sosteniéndole para que no se mueva.

El enema requiere la inserción de un pequeño tubo en el recto de su niño. Este tubo, que es más pequeño que una defecación normal, puede ser inconfortable pero no causa dolor. El tubo de enema debe quedarse en ese lugar durante el examen, lo cual dura de 45 minutos a 1 hora aproximadamente. El técnico de rayos X le mantendrá informado.

El técnico le dejará saber cuando se hayan tomado todas las placas de rayos X. Su niño puede retornar a sus actividades diarias normales. Los resultados del examen serán enviados a la oficina del doctor de su niño dentro de unas 24 horas. Su doctor lo contactará acerca de los resultados.

Después de los exámenes, es bueno para su niño tomar bastantes líquidos para que le ayude a pasar el enema fuera del colon. Dele a su niño líquidos tales como jugos, agua, Kool - Aid o ponche de frutas (fruit punch)

Es posible que las heces de su niño tengan un color blanquisco por unas 24 a 48 horas después del examen debido al bario que se le colocó. No es motivo de preocupación que las heces sean blanquiscas. Haga que su niño tome abundantes líquidos para que así las heces vuelvan a su color normal dentro de un corto tiempo.

Un representante de servicio que habla español, atenderá su llamada, contestará sus preguntas, 513-636-0799.

Si usted o su niño experimentan efectos secundarios inusuales, inesperados o severos, luego de seguir los procedimientos o instrucciones indicados en este documento, le recomendamos que llame de inmediato a su médico primario, su sala de emergencias local, o, en casos de efectos secundarios o reacciones adversas extremas, llame al 911 o su número local para emergencias.

El cuidado pediátrico está constantemente mejorando y enfrentando nuevos retos. Las nuevas ideas, prácticas e investigaciones, provocan continuos cambios en nuestra interpretación y recomendaciones. Estas páginas representan nuestro mejor esfuerzo pero de ningún modo sustituyen el diálogo crítico y las recomendaciones de su pediatra o profesional del cuidado de la salud. La información incluída en los "Temas de Salud" ("Health Topics"), es considerada confiable y generalmente de acuerdo con los estándares aceptados al momento de la publicación. Sin embargo, la posibilidad de un error humano y los cambios en las ciencias médicas, previenen que los autores y el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, ofrezcan estas páginas como algo más que puntos de partida o referencia para las decisiones del cuidado y el plan educacional que los padres, pediatras, profesionales del cuidado de la salud y los niños, deben tomar en conjunto.

Si cree que usted, su niño, o alguien que usted conoce, sufre de las condiciones descritas aquí, por favor visite a su proveedor de cuidados de la salud. No intente ofrecer tratamiento para usted mismo, su niño o alguien más, sin la supervisión médica adecuada.


Last Updated 07/2013