Fracturas en niños (Fractures in Children)

Una fractura en un niño puede ser muy diferente a una fractura de un adulto en el mismo lugar. Si la fractura involucra los extremos del hueso, puede afectar la placa de crecimiento, también conocida como placa epifisiaria o fisis.

La placa de crecimiento es una región metabólicamente muy activa del hueso y representa la zona de crecimiento continuo de ese hueso. En ocasiones puede haber una distorsión del crecimiento normal, lo que resulta en un acortamiento del hueso o en la formación de un ángulo.

La buena noticia es que aunque las fracturas a menudo involucran la placa de crecimiento, esto raramente representa un problema. El médico le informará si la fractura ha comprometido la placa de crecimiento y a menudo también le informará sobre un posible problema con la placa de crecimiento, dependiendo del tipo y lugar de la lesión.

Las radiografías (o rayos X) generalmente muestran si una fractura ha comprometido la placa de crecimiento. En ocasiones, las radiografías iniciales no muestran una fractura, incluso cuando se ha producido una, lo que causa confusión en los padres y pacientes. Si el niño siente dolor en el área de la placa de crecimiento, o del hueso, será tratado como si tuviera una lesión en la placa de crecimiento o una fractura oculta. Los esguinces son sumamente raros en los niños pequeños.

Hay cinco tipos diferentes de lesiones de la placa de crecimiento, y cada uno de ellos puede tener un pronóstico diferente. Se usan los rayos X para diferenciar qué tipo de lesión tiene el niño. Las radiografías también se usan para hacer el seguimiento de la cicatrización de la fractura y para descubrir cualquier anormalidad en el crecimiento del hueso cuando ocurren. Esto puede requerir un seguimiento con radiografías de control, hasta por dos años después de la fractura original.

Usualmente la fractura se trata colocando un yeso. Si la fractura está desplazada, se puede mejorar la alineación con una manipulación de la fractura. Esto se hace a menudo bajo sedación, en el Emergency Department (Departamento de Emergencia). Algunas lesiones requieren de una manipulación quirúrgica (volver una parte a su posición normal), y de fijaciones con clavijas, placas y tornillos. El médico aconsejará la mejor opción para el paciente.

Todos los tratamientos involucran el uso de yeso, entablillado o inmovilización de algún tipo. A continuación se describe el tratamiento indicado para cada tipo de fractura.

Las fracturas de la placa de crecimiento ocurren directamente a través de la placa de crecimiento. Si el hueso se quebró en esta área, pero no se movió o desplazó, las radiografías pueden verse como normales. Usted puede pedirle al médico que le "muestre" la fractura; sin embargo, la radiografía aparece normal, pues no se ve la línea de fractura. Si su hijo/a tiene dolor, hinchazón o moretones y antecedentes de lesiones en esta parte, es muy probable que sea enyesado o entablillado durante cuatro semanas o más.

Una vez que se saque el yeso, se le pueden tomar radiografías, o no. En este momento, las señales de cicatrización pueden ser evidentes, lo que confirma la sospecha de fractura. Es mucho mejor enyesar o entablillar a su niño para protegerlo, en vez de asumir que se trata "simplemente de un esguince."

Es la fractura del hueso exterior del tobillo. La lesión puede ocurrir al torcer, rotar o girar el tobillo. Hay dolor, inflamación y a menudo moretones alrededor del tobillo, que pueden extenderse al pie. La presión al soportar peso es dolorosa. Si la fractura compromete la placa de crecimiento, las radiografías son a menudo normales, a menos que la fractura esté desplazada.

Normalmente se le colocará a su hijo/a una bota de yeso por unas 3 a 4 semanas, o hasta que la lesión haya cicatrizado. El paciente puede probar si tolera o no la presión de su peso, guiándose por el dolor. Normalmente se toma una radiografía en la cita de control, pero por lo general es normal. Una vez que se quita el yeso, el paciente puede necesitar limitar su actividad durante dos semanas más, antes de volver a hacer deporte. El ejercicio puede mejorar el rango de movimiento y la fuerza antes de volver a la actividad normal.

Los huesos del metatarso son los que se encuentran en la parte delantera del pie, justo detrás de los dedos. La mayoría de las fracturas se deben a una lesión aguda específica. Las fracturas de presión, aunque raras en los niños, pueden ocurrir por un uso excesivo o presión en estos huesos, como se ve en los corredores o las personas que comienzan a hacer actividades que requieren estar mucho tiempo de pie.

Para las fracturas de los huesos del metatarso, la inmovilización se logra con yeso o con zapatos con suela de madera. Estos tipos de fracturas requieren cuatro semanas o más para soldar. Dependiendo del hueso metatarsiano que esté roto, su hijo/a puede necesitar muletas para caminar; pero la mayoría de las fracturas de huesos del metatarso se tratan permitiendo que se ejerza la presión completa del peso del paciente.

La tibia es el hueso largo de la espinilla, situado debajo de la rodilla. Este hueso puede romperse por una lesión que requiere fuerza significativa (como en el fútbol americano), o en un niño pequeño por una simple caída. Es uno de los huesos más lentos en soldar y puede tomar de 4 a 16 semanas para recuperarse.

Si la fractura está desplazada, generalmente se hace una manipulación con sedación o medicación para el dolor. Luego se coloca un yeso a su hijo/a en toda la pierna. Es importante que el yeso esté por encima de la rodilla para mantener inmóvil la tibia, ya  que forma parte de la articulación de la rodilla. Normalmente el paciente debe usar muletas o una silla de ruedas durante las primeras semanas y debe mantener la pierna libre de peso. Una vez que la fractura empieza a soldar y se forma un nuevo hueso, se permite al paciente soportar su peso. Frecuentemente se cambia el yeso por uno por debajo de la rodilla, lo que permite mover la rodilla y da mayor movilidad al paciente.

Si la fractura inicial es desplazada, generalmente se toman radiografías para asegurar que la alineación se ha mantenido con el yeso. Pueden medirse los ángulos en las radiografías para confirmar la alineación correcta de la fractura. A menudo la posición no es perfecta, pero el crecimiento posterior del hueso normalmente corregirá cualquier desplazamiento y se lograrán excelentes resultados.

Los huesos del metacarpo son los que forman la palma de la mano y están situados inmediatamente antes de los dedos. La mayoría de las fracturas de los huesos metacarpianos comprometen al dedo meñique (quinto dedo). Estas quebraduras comúnmente se conocen como "fracturas de boxeador", ya que el mecanismo más común de lesión se produce al golpear algo o a alguien con el puño cerrado. Si hay un desplazamiento significativo, puede ser necesaria una manipulación.

Se puede aceptar hasta 70 grados de angulación o desplazamiento, sin que comprometa la función de la mano. El paciente debe ser consciente de que la prominencia del nudillo puede desaparecer después de que la fractura se recupere. Se puede necesitar colocar un yeso durante cuatro a seis semanas.

Fracturas por compresión

Las fracturas por compresión son fracturas incompletas que comprimen un lado del hueso. Estas fracturas normalmente ocurren cerca de un extremo del hueso. Están entre las más rápidas en recuperarse y pueden requerir de sólo 3 a 4 semanas de yeso. A menudo se hacen más evidentes en las radiografías de control, cuando se ve el hueso cicatrizado.

Fracturas de Greenstick (Tallo verde)

Las fracturas de Greenstick se refieren a aquellas roturas completas de un lado del hueso del niño, con torcimiento del mismo hacia el otro lado quedando ambas partes parcialmente junta o intactas. Esto es parecido a quebrar la rama de un árbol joven, el cual se rompe por un lado pero queda parcialmente intacto por el otro lado.

Fracturas por compresión

A diferencia de los adultos, los niños tienen gran capacidad de remodelar sus fracturas. Las fracturas con huesos ligeramente torcidos o sobrepuestos de un niño, pueden no requerir manipulación si tiene un buen potencial de remodelación. Raramente los huesos sueldan en una posición perfecta con una venda de yeso, sin embargo, los resultados son casi siempre excelentes debido a la remodelación.

A diferencia de los adultos, los niños tienen gran capacidad de remodelar sus fracturas. Las fracturas con huesos ligeramente torcidos o sobrepuestos de un niño pueden no requerir manipulación si tiene el niño un buen potencial de remodelación. Raramente los huesos sueldan en una posición perfecta con un yeso, sin embargo, los resultados son casi siempre excelentes debido a la remodelación.

Se ha demostrado que el uso de muñequeras para el patinaje de ruedas o en la tabla de patinaje reduce las fracturas de la muñeca.

En los meses calurosos, los yesos a prueba de agua pueden ser una buena opción para muchos niños con fracturas simples. Con este tipo de yeso a prueba de agua, el niño o el adolescente puede nadar y ducharse.

Llame al médico de su hijo/a después del tratamiento de la fractura si el dolor empeora después del enyesado y no se alivia con el reposo, ni con la elevación del miembro afectado, ni con la ingesta de ibuprofeno, Tylenol, o Tylenol con elixir de codeína. También llame al médico si su niño tiene los dedos de las manos o los pies hinchados, pálidos o azulados; o si nota cualquier otro cambio en los dedos de los pies o manos, como entumecimiento, hormigueo o frialdad al tacto. Los dedos de las manos y pies deben permanecer calientes y rosados.

La hinchazón o el tono azulado de los dedos de los pies o de las manos pueden aliviarse levantando el brazo o la pierna sobre una almohada situada por encima del nivel del corazón. Si no hay mejoría en 30 minutos, llame al médico. Para localizar al médico ortopedista antes de las 5 p.m., de lunes a viernes, llame al 513-636-4787. Después de las 5 p.m., y durante los fines de semana y feriados, llame al 513-636- 4200 y pida que se llame al residente ortopedista de turno.

La información concerniente a cuidados específicos, como cuidados del yeso, el uso de hielo para la inflamación, etc., le será proporcionada por el médico ortopedista de su niño, el tecnólogo ortopedista o por el asistente médico.

Cuidados del yeso

  1. No deje que el yeso se moje, a menos que sea a prueba de agua
  2. No saque el relleno del yeso
  3. No introduzca objetos debajo del borde del yeso
  4. No camine con el yeso sin el permiso de su médico
  5. Se puede usar un secador de pelo a temperatura baja para calmar la comezón
  • Su niño probablemente experimentará dolor en la articulación y rigidez por unos días, después que se le haya quitado el yeso.
  • Las instrucciones de alta detalladas sobre los cuidados posteriores para la lesión específica de su niño le serán proporcionadas por la enfermera o el médico ortopedista, el tecnólogo ortopedista o el asistente médico.

Muchas fracturas simples en niños no requieren fisioterapia formal. Si su hijo/a tuvo una fractura severa, o necesita volver a hacer deporte, puede ser necesario ejercicios o fisioterapia. Consulte con su médico.

Si hubiera alguna restricción en la actividad física, le será indicada por la enfermera ortopedista o el médico. La mayoría de los pacientes requerirán de 1 a 2 semanas antes de que puedan regresar a hacer deportes y a sus clases de gimnasia. Pídale al médico o a la enfermera una nota que lo exonere de estas actividades durante este tiempo.

Los atletas con fracturas menores de la mano y la muñeca pueden practicar deportes con un entablillado o enyesado forrado, si las reglas de la liga lo permiten. El atleta puede requerir una nota del médico aprobando la participación en los deportes.

Criterios para regresar a los deportes

  1. Rango completo de movimiento de todas las articulaciones del miembro afectado.
  2. > 85% de fuerza en el miembro afectado comparado con el del lado opuesto.
  3. Buena agilidad (saltando, brincando) en las extremidades inferiores.
  4. Ninguna cojera si la lesión fue en las extremidades inferiores.

Un representante de servicio que habla español atenderá su llamada y contestará sus preguntas, 513-636-0799.


Last Updated 08/2013