Cuidados en el hogar del tubo o sonda de gastrostomía (tubo G) / (Gastrostomy Tube (G–Tube) Home Care)

A su hijo/a se le ha colocado un tubo en el estómago, llamado tubo o sonda de gastrostomía o tubo-g. Este tubo ofrece otra forma de alimentarle y/o suministrarle medicamentos. También se puede utilizar para ventilar el estómago de su hijo/a para retirar aire o para drenar líquidos.

Cuando se coloca el tubo por primera vez en el estómago de su hijo/a, se lo puede asegurar o no con puntos en la piel y alrededor del tubo. Esto ayuda a mantener el tubo en su lugar hasta que el tracto de la gastrostomía haya sanado bien. Si su hijo/a tiene puntos alrededor del tubo, la curación tarda alrededor de 21 días. Se formará un tracto entre el estómago y la piel en aproximadamente 3 meses. Su médico  podría hablarle sobre cambiar el tubo en ese momento. 

Es importante saber el tipo y el tamaño del tubo de su hijo/a.

  • Marca del tubo-g
  • Tamaño del tubo-g (medido en Fr)
  • Largo del tubo-g (medido en cm)
  • Área de trabajo limpia 
  • Jabón y agua
  • Almohadillas  de gasa limpias 
  • Tijeras
  • Cinta 
  • Jeringa para el enjuague 
  • Agua para el enjuague
  • Lávese las manos con jabón y agua.
  • Retire las vendas usadas. Revise el área donde el tubo entra en la piel. Revise si hay enrojecimiento, inflamación, cualquier drenaje o exceso de piel que esté creciendo alrededor del tubo. Puede ser normal que haya una pequeña cantidad de drenaje transparente de tono café.
  • Lave la piel alrededor del tubo con jabón y agua tibia. Limpie alrededor del tubo-g para quitar cualquier drenaje y/o costra. Limpie suavemente alrededor de la sutura. Seque la piel totalmente. Mantenga el sitio limpio y seco. 
  • Use un vendaje con gasas alrededor del sitio del tubo-g siguiendo las indicaciones de su médico o enfermera.
  • Asegure el extremo del tubo poniendo un pedazo de cinta alrededor del tubo y sujetándolo con un pedazo de cinta doblado al abdomen, el pañal o camiseta del niño/a. Los enterizos (onesies, bodies) protegen el tubo. 
  • No utilice ungüentos alrededor del sitio del tubo a menos que el médico o enfermera de su hijo/a lo indique.

Limpie el tubo-g de su hijo/a con agua:

  • Antes y después de alimentarlo/a con el tubo
  • Antes y después de suministrar cualquier medicamento
  • Al menos cada ocho horas.

Su médico o enfermera le dirá la cantidad de agua que debe usar para enjuagar el tubo-g.

  • Suministre los medicamentos líquidos  directamente en el tubo. 
  • Para el suministro de píldoras, primero consulte con su médico o farmacéutico  antes de pulverizar cualquier medicamento. Pulverice las medicinas hasta hacerlas polvo y mézclelas con suficiente agua para hacer un líquido.
  • Para el suministro de cápsulas, primero consulte con su médico o farmacéutico antes de abrir la cápsula. Abra y disuelva el polvo con suficiente agua para hacer un líquido.
  • Siempre dé un solo medicamento por vez y dé agua entre cada medicamento. 
  • El tubo de su hijo/a podría ser necesario para quitar aire o líquido extra del estómago de su hijo/a. Su médico o enfermera le indicarán si esto es necesario. 
  • Hay varios dispositivos que puede usar para ventilar el tubo-g. Siga las instrucciones de su médico o enfermera sobre cómo hacerlo.
  • No permita que su hijo/a jale del tubo. Las camisetas de una pieza o con broches son lo mejor para bebés y niños pequeños. Mantenga el tubo seguro debajo de la ropa del/la niño/a. 
ProblemasCausasSoluciones
El tubo-g fue jalado y se salióVariasCubra con una venda limpia pequeña y coloque cinta. Luego llame al médico o enfermera. Se debe colocar el tubo-g en el lugar lo más pronto posible, dentro del plazo de 1 a 4 horas, para que el tracto no se cierre. Lleve el tubo viejo a la clínica del médico o a la sala de urgencias.

Enrojecimiento e irritación alrededor del estómago, dolor y mal olor. 

Podría ser causado por una pérdida o infección. 

Continúe con el cuidado de rutina y contacte al médico de su hijo/a. Le podrían recetar una crema de barrera para la piel en este momento.  

Pérdida 

Malfuncionamiento del tubo
Aumento del aire

Mantenga la venda limpia y seca. Pruebe ventilar con más frecuencia. Llame al médico o enfermera de su hijo. Es posible que sea necesario cambiar el tubo.

Parece que hay un crecimiento excesivo de piel o tejido donde el tubo entra en la piel. 

Algunos niños son más propensos a esto que otros.

Comuníquese con el médico o enfermera de su hijo/a para discutir el tratamiento.  

El tubo-g está obstruido. 

Fórmulas o medicamentos espesos. 

Trate de insertar agua tibia lentamente dentro del tubo con una jeringa de 10 ml. Repita cada 10-15 minutos. Nunca ponga ningún objeto dentro del tubo para destaparlo. Si no puede destapar el tubo, llame al médico o enfermera de su hijo/a.

Para información adicional sobre este o cualquier tema de salud, por favor llame al Centro de Recursos Familiares, teléfono  513-636-7606, o a su pediatra.  

Si usted o su niño experimentan efectos secundarios inusuales, inesperados o severos, luego de seguir los procedimientos o instrucciones indicados en este documento, le recomendamos que llame de inmediato a su médico primario, su sala de emergencias local, o, en casos de efectos secundarios o reacciones adversas extremas, llame al 911 o su número local para emergencias.

El cuidado pediátrico está constantemente mejorando y enfrentando nuevos retos. Las nuevas ideas, prácticas e investigaciones, provocan continuos cambios en nuestra interpretación y recomendaciones. Estas páginas representan nuestro mejor esfuerzo pero de ningún modo sustituyen el diálogo crítico y las recomendaciones de su pediatra o profesional del cuidado de la salud. La información incluída en los "Temas de Salud" ("Health Topics"), es considerada confiable y generalmente de acuerdo con los estándares aceptados al momento de la publicación. Sin embargo, la posibilidad de un error humano y los cambios en las ciencias médicas, previenen que los autores y el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, ofrezcan estas páginas como algo más que puntos de partida o referencia para las decisiones del cuidado y el plan educacional que los padres, pediatras, profesionales del cuidado de la salud y los niños, deben tomar en conjunto.

Si cree que usted, su niño, o alguien que usted conoce, sufre de las condiciones descritas aquí, por favor visite a su proveedor de cuidados de la salud. No intente ofrecer tratamiento para usted mismo, su niño o alguien más, sin la supervisión médica adecuada.


Last Updated 07/2012