Equipo De Emergencia De Glucagon (Glucagon Emergency Kits)

Cuando su niño sufre un severo bajón de glucosa en la sangre, usted y su familia necesitan actuar con rapidez. Deben conocer las instrucciones para utilizar el Equipo de Emergencia de Glucagón antes de que suceda el bajón de glucosa en la sangre.

El equipo contiene todo lo que usted necesita en caso de que su niño sufra un severo bajón de glucosa en la sangre. El equipo incluye una botella de glucagón (el polvo seco) y una jeringa/jeringuilla de un líquido transparente.

El glucagón es seguro; es una hormona creada en el páncreas y aumenta el nivel de glucosa en la sangre. No hay peligro de ingerir demasiado. Los efectos secundarios pueden ser náuseas y vómitos.

Si su niño está inconsciente, tiene movimientos/sacudidas bruscas incontrolables (actividad convulsiva), o no puede tragar, debe darle glucagón siempre - aún cuando no esté seguro de que el nivel de glucosa en la sangre de su niño es bajo.

glucagon-kit2

  • Almacenaje
    • Guarde el glucagón a temperatura ambiente controlada (entre 68-77º).
    • Nunca deje el glucagón expuesto a la luz solar directa.
    • Refiérase a la hoja insertada en el empaque para instrucciones adicionales.
  • Fecha de Expiración
    • Revise la fecha de expiración del fabricante en el momento que compra el equipo; ésta debe estar en el equipo o en el envase que contiene el polvo seco. Escriba la fecha de expiración en su calendario.
    • Cuando su equipo expire, puede utilizarlo para practicar cómo mezclar y extraer el glucagón, antes de botarlo.
  • Luego de mezclarla, la solución debe lucir clara/transparente y debe ser utilizada de inmediato. Deseche cualquier cantidad que no utilice y re-ordene otro equipo.

Es importante que usted y su familia o amigos, lean estas instrucciones cuidadosamente.

  1. Remueva el sello en la botella de glucagón. glucagon-1
  2. Remueva el protector de la aguja en la jeringa/jeringuilla e inyecte todo el contenido de ésta en la botella de glucagón. glucagon-2
  3. Remueva la jeringa/jeringuilla y agite suavemente la botella hasta que el líquido esté claro. glucagon-3
  4. Utilizando la misma jeringa/jeringuilla, extraiga el glucagón de la botella llenando le jeringa/jeringuilla hasta la marca de 0.5mg (línea negra gruesa). Déle esta cantidad a menos que se le indique algo diferente. glucagon-4
  5. Inserte la aguja en el muslo de su niño e inyecte todo el contenido de la jeringa/jeringuilla. Retire la aguja de la piel. Vire al niño hacia el lado, en caso de que sienta náuseas o vomite.
  6. Llame al 911.
  7. Cuando el niño se despierte y pueda tragar, anímelo para que tome pequeños sorbos de algún líquido que contenga carbohidratos (un jugo de frutas o un refresco regular). Si lo tolera, déle un alimento que contenga grasa y 15 gramos de carbohidratos (algo como galletas y queso).
  8. Notifique a su proveedor de atención médica para la diabetes, que que su niño tuvo un severo bajón de glucosa en la sangre; debe llamar antes de la siguiente dosis de insulina.

Un representante de servicio que habla español, atenderá su llamada, contestará sus preguntas, 513-636-0799.

Si usted o su niño experimentan efectos secundarios inusuales, inesperados o severos, luego de seguir los procedimientos o instrucciones indicados en este documento, le recomendamos que llame de inmediato a su médico primario, su sala de emergencias local, o, en casos de efectos secundarios o reacciones adversas extremas, llame al 911 o su número local para emergencias.

El cuidado pediátrico está constantemente mejorando y enfrentando nuevos retos. Las nuevas ideas, prácticas e investigaciones, provocan continuos cambios en nuestra interpretación y recomendaciones. Estas páginas representan nuestro mejor esfuerzo pero de ningún modo sustituyen el diálogo crítico y las recomendaciones de su pediatra o profesional del cuidado de la salud. La información incluída en los "Temas de Salud" ("Health Topics"), es considerada confiable y generalmente de acuerdo con los estándares aceptados al momento de la publicación. Sin embargo, la posibilidad de un error humano y los cambios en las ciencias médicas, previenen que los autores y el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, ofrezcan estas páginas como algo más que puntos de partida o referencia para las decisiones del cuidado y el plan educacional que los padres, pediatras, profesionales del cuidado de la salud y los niños, deben tomar en conjunto.

Si cree que usted, su niño, o alguien que usted conoce, sufre de las condiciones descritas aquí, por favor visite a su proveedor de cuidados de la salud. No intente ofrecer tratamiento para usted mismo, su niño o alguien más, sin la supervisión médica adecuada.


Last Updated 12/2009