IRM (Imágenes por Resonancia Magnética)

La resonancia magnética es una manera de tomar imágenes del cuerpo usando un imán de gran tamaño, ondas de radio y una computadora. En la resonancia magnética no se usa radiación, y no se conoce ningún efecto secundario por estar en el campo magnético. 

Un escáner para resonancia magnética es un imán grande con una abertura en forma de círculo.  Algunas personas dicen que se parece a un túnel.  Hay una mesa que se desliza hasta la abertura del escáner durante la prueba y el paciente puede oír varios ruidos muy fuertes como zumbidos, golpes, pitidos y chasquidos.  Son los ruidos normales del escáner.  El técnico podrá hablar con su hijo y decirle cuándo oirá los ruidos y cuánto durarán.  Los padres pueden acompañar a su hijo en la sala del escáner si está despierto.  El escáner no toca ni provoca dolor al paciente, pero si se necesita una vía intravenosa para inyectar un medio de contraste, es posible que sienta un poco de dolor al colocarle la vía. El medio de contraste es un colorante para mejorar las imágenes.

Todo el examen puede tardar entre 60 y 120 minutos, dependiendo de la parte del cuerpo que se escanee.  Su hijo debe quedarse totalmente quieto para cada serie de imágenes, que tarda entre 3 y 8 minutos. Puede moverse un poco entre las series de imágenes.  Si su hijo no puede quedarse totalmente quieto, es posible que sea necesario programar la cita con anestesia o sedación.  Los pacientes que programaron estar despiertos durante el procedimiento pueden traer un DVD o un CD de música para mirar o escuchar durante el procedimiento de resonancia magnética.  También tenemos muchas opciones de DVD que podemos ofrecerle a su hijo.

Es mejor que su hijo se vista con ropa cómoda que no tenga partes de metal (cremalleras, broches, botones).  Le daremos una bata si la ropa interfiere con las imágenes.  Todos los objetos de metal y magnéticos deben guardarse fuera de la habitación, incluyendo llaves, joyas, tarjetas de crédito, radiolocalizadores, teléfonos celulares y computadoras portátiles.  Se les ofrecerá un locker personal para esos objetos.

Si está programado que el procedimiento se realice con anestesia o sedación, una enfermera anestesista para imágenes se comunicará para darles las instrucciones de preparación.  Deben seguir las instrucciones cuidadosamente.

Si no está programado que el paciente reciba sedación ni anestesia, se le puede pedir que no coma nada 4 horas antes ni tome nada 2 horas antes de la cita. 

El personal de radiología les pedirá que llenen algunos formularios en los que se les pregunta sobre alergias, medicamentos, posibilidad de embarazo, cirugías, y objetos de metal implantados. 

Si no hubo sedación ni anestesia, su hijo debería poder retomar las actividades normales de inmediato, a menos que el médico del niño dé otras instrucciones.

Los resultados se envían al médico que pidió las imágenes en un plazo de 24 a 48 horas después del procedimiento. El médico de su hijo hablará sobre las imágenes con ustedes.


Last Updated 06/2012