Información General Sobre Sedación (Sedation General Information)

¿Qué es la sedación?

Sedación es el medicamento que ayuda a los niños/as a quedarse dormidos mientras se les toman placas fotográficas. Muchos niños/as son sedados porque si se mueven mientras están tomando las placas, las imágenes salen borrosas y difíciles de leer. Un diagnóstico puede pasar fácilmente desapercibido si las imágenes no son claras y definidas. La prueba también puede asustar a algunos niños/as, y frecuentemente es menos molestoso si ellos /ellas son adormecidos.

El tipo de medicamento se selecciona de acuerdo a la edad del niño/a, al peso y a la prueba que se realizará. Cualquiera de los dos medicamentos el intravenoso u el oral pueden ser usados, tal como se explica a continuación.

El medicamento se le dará a su niño/a a través de una línea intravenosa con el propósito que se duerma para el examen. Éste es un medicamento que le provocará un sueño profundo.

Este tipo de medicamento puede ser utilizado en niños de todas las edades. 
Una línea intravenosa es un tubito que se coloca dentro de una vena del brazo, la mano o el pie. Su niño/a será sujetado solo por un minuto mientras se realiza el procedimiento.

Se le permitirá permanecer con su niño/a para apoyarlo y confortarlo mientras él o ella está siendo adormecido. 
Cuando esté colocada la línea intravenosa, se le dará la medicina para adormecerlo. 
Si su niño/a no se duerme luego de 5 ó 10 minutos, se le dará mas medicamento. 
Algunas veces se le dará a su niño/a una segunda medicina para ayudarle a lograr un sueño profundo o a calmarse.

Mientras usted sostiene en brazos a su niño/a, se le dará por la boca una medicamento para dormir. Usted puede mecer a su niño/a hasta que se duerma. 

Este tipo de sedante se da frecuentemente a niños menores de 18 meses de edad. 
El medicamento sabe amargo. Algunas veces los niños/as lloran o se atragantan cuando lo beben. 
Si su niño/a no está dormido después de 20-30 minutos, puede que se le dé más de este medicamento o que se coloque una línea intravenosa para darle un medicamento diferente.

El Monitoreo

Una enfermera vigilará su niño/a de cerca mientras se le realiza el examen. Una máquina llamada oxímetro monitorizará la frecuencia cardiaca y el porcentaje del nivel de oxígeno en la sangre. Esto se hace con una pequeña sonda que cabe en el dedo de la mano o dedo del pie de su niño/a tal como si fuera una vendita (Band-Aid). Si hay algún problema, se detendrá la prueba y su niño será atendido según lo necesite.

El cuidado

Cada niño/a responde de diferente manera a los sedantes y existe el riesgo con cualquiera de estos medicamentos que la respiración disminuya, inclusive hasta el punto de pararse. Si su niño/a deja de respirar, se le ayudará a respirar hasta que esté lo suficientemente despierto para respirar normalmente. El cuidado descrito a continuación es necesario en menos del 1 por ciento de los casos. 

Algunas veces el niño/a requiere oxígeno, usualmente con un tubo pequeño colocado debajo de la nariz o con una mascarilla. 
Algunas veces el niño/a está congestionado o tosiendo y entonces la parte de atrás de la garganta o la nariz serán limpiados a través de una succión con un tubo pequeño por la boca. 
Algunas veces la traquea del niño/a se relaja o ellos/ ellas roncan, entonces se coloca una pieza de plástico en la boca para empujar la lengua hacia delante y abrir la garganta. 
Muy raramente un niño/a realmente deja de respirar. Si esto sucede, a su niño se le ayudará a respirar con una bolsa y mascarilla o raramente con un tubo dentro de la vía aérea.

Algunos niños reaccionan de manera opuesta a la sedación. En vez de dormirse fácilmente empiezan a agitarse, a dar patadas y a llorar. La mayoría de los niños no hace esto, pero usted debe estar preparado para esta situación en caso de que su niño/a responda de esta manera. Si esto sucede, el examen será cancelado y usted necesitará traer a su niño otro día para que el examen sea hecho con un sedante diferente. 

La mayoría de veces cuando los niños/as responden de ésta manera son capaces de dormir. Si este es el caso, ellos frecuentemente despiertan de la misma manera. El niño pueda ser que sea sujetado para evitar que se lastime y se le puede dar otra medicina para ayudarle a dormirse otra vez. Después de dormirse de nuevo, el niño/a se despertará por si mismo cuando el efecto del medicamento haya pasado (usualmente 1-3 horas). Luego de despertarse la mayoría de los niños están calmados.

En el Cincinnati Children's Hospital Medical Center

Cuando la prueba haya finalizado, su niño será monitoreado por una enfermera hasta que despierte completamente o hasta que se cumplan los criterios establecidos para darle de alta. 
Una enfermera vigilará a su niño/a quien permanecerá con el oxímetro hasta que despierte completamente. 
Después de la sedación algunos niños despiertan de inmediato, otros pueden dormir por horas. Todo dependerá de cómo responda el cuerpo de su niño al medicamento.

Cuando se despierte, la enfermera /o le dará de beber a su niño líquidos claros y le removerá la línea intravenosa si fue usada. Usted podrá regresar a su hogar cuando su niño/a responda de la manera usual y cuando haga las cosas que usualmente realiza. Ejemplo: sentarse con poca ayuda, si el niño/a usualmente es capaz de hacerlo o si puede sostener su cabeza, si él usualmente tiene tal control. 
La enfermera llamará a un asistente para que traiga una silla de ruedas y para ayudarle a llevar a su niño/a afuera, si éste pesa más de 35 libras (15 Kg.). 
Si usted vino en carro, puede llevarlo hasta el circulo enfrente de la puerta y el asistente le ayudará a poner a su niño/a dentro de su carro. 
Si no va a regresar al hogar en carro , por favor infórmele a la enfermera de sus planes a fin de hacer las preparaciones para que su niño/a regrese seguro a casa después de haber sido sedado. 
Los niños/as a quienes se les realice la prueba durante el tiempo en que están hospitalizados, regresarán a sus respectivos cuartos cuando despierten.

De vez en cuando el niño despierta muy lentamente o tiene problemas durante la sedación. Esto puede requerir que el niño/a permanezca en el hospital. Si esto es necesario, será discutido con usted.

En la casa

Cuando su niño/a regrese a casa, puede que su él/ella duerma bastante , este malhumorado, o se sienta mal del estómago o no ande bien todo el día. Todo esto será discutido con usted antes de ir a casa. 
Usted recibirá el formulario "Instrucciones de Alta" con un número de teléfono para llamar cuando deje el hospital.

Resultados del Examen

El doctor quien ordenó los exámenes a su niño/a recibirá los resultados dentro de 24-48 horas y le notificará a usted de los mismos.

Un representante de servicio que habla español, atenderá su llamada, contestará sus preguntas, 513-636-0799. 

Si usted o su niño experimentan efectos secundarios inusuales, inesperados o severos, luego de seguir los procedimientos o instrucciones indicados en este documento, le recomendamos que llame de inmediato a su médico primario, su sala de emergencias local, o, en casos de efectos secundarios o reacciones adversas extremas, llame al 911 o su número local para emergencias. El cuidado pediátrico está constantemente mejorando y enfrentando nuevos retos. Las nuevas ideas, prácticas e investigaciones, provocan continuos cambios en nuestra interpretación y recomendaciones. Estas páginas representan nuestro mejor esfuerzo pero de ningún modo sustituyen el diálogo crítico y las recomendaciones de su pediatra o profesional del cuidado de la salud. La información incluída en los "Temas de Salud" ("Health Topics"), es considerada confiable y generalmente de acuerdo con los estándares aceptados al momento de la publicación. Sin embargo, la posibilidad de un error humano y los cambios en las ciencias médicas, previenen que los autores y el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, ofrezcan estas páginas como algo más que puntos de partida o referencia para las decisiones del cuidado y el plan educacional que los padres, pediatras, profesionales del cuidado de la salud y los niños, deben tomar en conjunto. Si cree que usted, su niño, o alguien que usted conoce, sufre de las condiciones descritas aquí, por favor visite a su proveedor de cuidados de la salud. No intente ofrecer tratamiento para usted mismo, su niño o alguien más, sin la supervisión médica adecuada.


Last Updated 11/2009