Parálisis Bilateral de las Cuerdas Vocales (Bilateral Vocal Cord Paralysis)

¿Qué es la parálisis bilateral de las cuerdas vocales?

Las cuerdas vocales vibran para hacer sonidos. También se cierran cuando tragamos. Protegen las vías respiratorias evitando que la comida vaya a los pulmones. Cuando las cuerdas vocales no se mueven, se considera que están paralizadas.

Hay dos tipos de parálisis de las cuerdas vocales: 

1. Las dos cuerdas vocales no se mueven, lo que se conoce como parálisis bilateral de las cuerdas vocales.

2. Solo una cuerda vocal se mueve, lo que se conoce como parálisis unilateral de las cuerdas vocales.

Aunque ambos tipos están relacionados, las causas y el manejo de cada afección son diferentes.

Un niño puede nacer con parálisis bilateral de las cuerdas vocales, o puede ser consecuencia de un problema en otro sistema del cuerpo que afecta el movimiento de las cuerdas vocales. Suele estar asociado con trauma durante el nacimiento y anormalidades como malformaciones de Chiari o aumento de presión en el cráneo (intracraneal).  Sin embargo, con frecuencia se desconoce la causa.

Posibles causas adicionales incluyen: 

  • Retraso en el desarrollo de los nervios y centros cerebrales que causan el movimiento  de las cuerdas vocales  
  • Trauma en la cabeza, cuello y pecho  
  • Enfermedad y/o infecciones  
  • Cirugía en el cuello, pecho o corazón
  • Antecedentes  de colocación de tubo de respiración  
  • Tumores en la cabeza, cuello o pecho

El bebé recién nacido puede hacer sonidos agudos que empeoran cuando el niño está molesto o llora, eso se llama estridor.  

Generalmente los bebés tienen problemas para respirar, y pueden quedar de color azulado o hacer pausas en la respiración. 

El niño puede tener neumonías frecuentes debido a que líquidos y / o comida van a las vías respiratorias y no puede toser bien (se le llama aspiración). 

El niño puede atragantarse o toser al comer.

Si se sospecha que hay parálisis bilateral de las cuerdas vocales, se pasa un escopio flexible con una cámara a través de la nariz y la garganta mientras el niño está despierto. El escopio flexible permite ver de cerca las cuerdas vocales y otras estructuras alrededor. Eso permite comprobar si las cuerdas vocales se mueven o no.

Si el médico cree que hay un defecto en la estructura de las cuerdas vocales, es posible que sea necesaria una microlaringoscopía y broncoscopía (MLB, en inglés) para estudiar las vías respiratorias por debajo del nivel de las cuerdas vocales. Eso se hace en la sala de operaciones con el niño sedado. 

Usamos un enfoque integral para evaluar y diagnosticar a nuestros pacientes. Evaluamos todos los aspectos de un niño y personalizamos un plan de tratamiento que incluya todos los niveles de atención. Médicos en diversas disciplinas trabajan juntos para determinar el mejor tratamiento para su hijo/a. Se habla con usted y su familia sobre las necesidades del niño para lograr un plan de tratamiento integral y personalizado.

El tratamiento para la parálisis bilateral de las cuerdas vocales tiene como objetivo asegurar que las vías respiratorias estén seguras y estables, conservar el habla y permitir tragar y aumentar de peso de manera segura. Se pueden hacer más pruebas para encontrar la causa de la parálisis bilateral de las cuerdas vocales, ya que el tratamiento depende de la causa.

Es posible que su médico quiera simplemente observar al niño durante hasta un año, ya que la parálisis de las cuerdas vocales a veces se soluciona sola sin tratamiento específico.

Si nódulos o pólipos están causando la parálisis bilateral de las cuerdas vocales, puede ser necesaria la cirugía para extirparlos. Los nódulos son tumores no cancerígenos, duros, similares a callos en las cuerdas vocales causados por esfuerzo o abuso vocal repetido o a largo plazo. Un pólipo es como un nódulo pero más grande y aparece como un bulto, hinchazón o ampolla.

Si las dificultades para tragar o respirar son un problema, puede ser necesaria una traqueotomía para abrir la tráquea y mantener las vías aéreas estables y seguras. En algunos casos, la cirugía es necesaria para aumentar el tamaño de la abertura en la parte de atrás de la laringe.

La terapia del habla y el lenguaje también puede mejorar la voz de su hijo/a.

Si su hijo/a parece tener dificultades para respirar o los labios o la cara están azulados, llame al 911.

Llame al médico de su hijo/a si tiene dificultades para tragar la comida, tose o se atraganta con frecuencia cuando come o no está aumentando de peso.

Si tiene alguna duda, por favor contacte a la División de Otorrinolaringología Pediátrica / Cirugía de cabeza y cuello (Division of Pediatric Otolaryngology/Head and Neck Surgery) en Cincinnati Children’s, 513-636-4355, ent@cchmc.org.


Last Updated 04/2015