Prednisona, Prednisolona, Metilprednisolona (Prednisone, Prednisolone, Methylprednisolone)

¿Qué es prednisona, prednisolona y etilprednisolona?

Prednisona, prednisolona y metilprednisolona (Prelone", Pediapred", Deltasone", Orapred", Medrol") son esteroides orales que se usan para reducir la hinchazón y la inflamación de los bronquios, que son los pasajes de aire de los pulmones. Esta medicina también se usa para tratar desordenes de la piel, artritis, reacciones alérgicas, y para prevenir incompatibilidad en el transplante. Prednisona y prednisolona se pueden tomar en la forma de tabletas o de líquido. Metilprednisolona está disponible en la forma de tabletas.

  • La dosis varía con cada niño y solo puede ser recetado por el doctor de su niño
  • Es muy importante que su niño tome está medicina exactamente cómo fue recetado por el doctor y que no se omita ninguna dosis
  • Si su niño va a tomar esteroides por más de 1 ó 2 semanas, hable con el doctor acerca de los efectos secundarios y del horario apropiado en que se debe tomar esta medicina
  • Nunca dé a su niño esteroides sin consultar primero a su doctor
  • Nunca deje de dar los esteroides a su niño sin consultar primero con su doctor
  • Tome esta medicina con alimentos, para reducir problemas con el estómago
  • Hable con el doctor de su niño, si su niño va a tener cirugía o si va a experimentar cualquier otra situación estresante mientras está tomando los esteroides
  • No los use después de la fecha de vencimiento señalada en el paquete o botella
  • Mantenga está medicina fuera del alcance de los niños

Contacte al proveedor de cuidados de salud quién recetó esta medicina por cualquier información relacionada al horario en que su niño debe tomar la medicina y/o a lo que debe hacer en caso haya dejado de tomar alguna dosis.

Contacte el doctor de su niño si los síntomas persisten o si llegan a molestar:

  • Aumento en el apetito
  • Cambios en el temperamento
  • Aumento del nivel de azúcar en la sangre
  • Infecciones: dolor de garganta, fiebre, nauseas, vómitos, diarrea
  • Disminución en el crecimiento de los huesos
  • Aumento de peso
  • Ulceras gástricas

Llame al doctor de su niño inmediatamente si él o ella presentan lo siguiente:

  • Una respiración silibante
  • Dificultad al respirar
  • Hinchazón en la cara, labios, lengua o garganta
  • Vomita sangre
  • Mareos

Llame al doctor de su niño si las siguientes condiciones continúan o si son severas: dolor de garganta, dolor de estómago, erupción cutánea, calambres musculares, nauseas, vómitos y diarreas. Otras señales a observar son hinchazón de los pies, cansancio, cambios en el apetito, aumento de peso, una cara hinchada, cambios en el estado de ánimo, estar más sediento, visión borrosa, problemas menstruales, o una curación lenta de las heridas.

Un representante de servicio que habla español, atenderá su llamada, contestará sus preguntas, 513-636-0799.

Si usted o su niño experimentan efectos secundarios inusuales, inesperados o severos, luego de seguir los procedimientos o instrucciones indicados en este documento, le recomendamos que llame de inmediato a su médico primario, su sala de emergencias local, o, en casos de efectos secundarios o reacciones adversas extremas, llame al 911 o su número local para emergencias.

El cuidado pediátrico está constantemente mejorando y enfrentando nuevos retos. Las nuevas ideas, prácticas e investigaciones, provocan continuos cambios en nuestra interpretación y recomendaciones. Estas páginas representan nuestro mejor esfuerzo pero de ningún modo sustituyen el diálogo crítico y las recomendaciones de su pediatra o profesional del cuidado de la salud. La información incluída en los "Temas de Salud" ("Health Topics"), es considerada confiable y generalmente de acuerdo con los estándares aceptados al momento de la publicación. Sin embargo, la posibilidad de un error humano y los cambios en las ciencias médicas, previenen que los autores y el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, ofrezcan estas páginas como algo más que puntos de partida o referencia para las decisiones del cuidado y el plan educacional que los padres, pediatras, profesionales del cuidado de la salud y los niños, deben tomar en conjunto.

Si cree que usted, su niño, o alguien que usted conoce, sufre de las condiciones descritas aquí, por favor visite a su proveedor de cuidados de la salud. No intente ofrecer tratamiento para usted mismo, su niño o alguien más, sin la supervisión médica adecuada.


Last Updated 12/2013