Instrucciones al alta de Radiología (Radiology Discharge Instructions)

Volver del hospital a casa

Una persona encargada de transporte puede ayudarlos a llevar a su hijo/a de forma segura al automóvil (no deben viajar en autobús después de recibir sedación). Su hijo/a no debe caminar sin ayuda hasta que recupere la estabilidad.

Debe haber un adulto junto al niño en todo momento hasta que el niño haya vuelto a su estado habitual de alerta y coordinación.

Después de la anestesia

  • Es bueno que el niño tenga una actividad tranquila durante el resto del día.

Después de la sedación

  • El niño podría dormir una siesta larga. Puede dormir hasta 8 horas y estar somnoliento e irritable por hasta 24 horas después de la sedación.
  • Cuando el niño esté dormido, debería poder despertarlo fácilmente.
  • Es posible que camine o gatee de forma inestable y necesitará que usted u otro adulto lo proteja para evitar lesiones.
  • Los bebés y niños pequeños deben jugar solo en pisos con alfombra. Use puertas de seguridad para bloquear escaleras y puertas. Cubra con material acolchado las esquinas de las mesas con puntas. Retire los juguetes o sillas con ruedas.
  • Los niños más grandes (preescolares a adolescentes) deben descansar en el suelo o en un sofá en un lugar donde un adulto pueda observar al niño. Acompañe al niño cuando camine (por ejemplo, cuando se levante para ir al baño).
  • El niño o adolescente no debe hacer ninguna actividad que pueda ser peligrosa, como andar en bicicleta, nadar, conducir, hacer deportes, jugar afuera, manipular objetos filosos, usar herramientas ni subir escaleras hasta que haya estado al menos una hora en su estado habitual de alerta y coordinación.

Aconsejamos que su hijo no vaya a la escuela o a la guardería y se quede en casa el día de la prueba, y quizás también al día siguiente si todavía se siente somnoliento y no puede caminar bien.

  • Comience a dar a su hijo/a líquidos transparentes como agua, Kool-Aid®, gaseosas, jugos transparentes, paletas heladas de agua y Jello®.
  • Cuando tolere bien los líquidos transparentes, puede comenzar a darle una dieta liviana (por ej. sopas, galletas saladas, budín, tostada, puré de manzana)
  • Cuando tolere bien la dieta liviana, puede volver a la dieta regular.
  • Deje que el estómago del niño se mejore durante unos 30 minutos, luego ofrézcale líquidos transparentes nuevamente.
  • No obligue al niño a tomar líquidos transparentes si no tiene ganas de tomar nada.
  • Debe tomar lentamente (unas 4-8 onzas en 30 minutos).
  • Si el niño vomita más de dos veces, siga las instrucciones a continuación para llamar a un médico o enfermera.
  • Después de que el niño pueda tomar líquidos transparentes sin vomitar, espere 30 minutos antes de ofrecerle alimentos sólidos o leche. Vuelva a las rutinas normales de comida y bebida.
  • No puede despertarlo/a
  • El niño no puede tomar ni comer
  • Vomita
  • Siente dolor
  • Tiene un sarpullido
  • Si no vuelve al estado normal de alerta y coordinación en 24 horas

Si tiene dudas, llame al Departamento de Radiología (Radiology Department) al 513-636-4251 (presione la opción 5) o al 1-800-344-2462 (pida para hablar con la ext. 4251, luego presione 5).

Para obtener más información sobre este tema o cualquier otro tema de salud, llame al Centro de Recursos para la Familia (Family Resource Center) al 513-636-7606 o a su pediatra.


Last Updated 12/2015