El Virus Respiratorio Sincitial (VRS) (Respiratory Syncytial Virus (RSV)

El virus respiratorio sincitial (VRS) es un microorganismo viral que puede causar infecciones del tracto respiratorio alto y bajo. Con mayor frecuencia causa bronquiolitis (inflamación de las vías aéreas bajas) y neumonía en los niños e infantes. En los Estados Unidos, las infecciones por el VRS son más frecuentes durante los meses de invierno y primavera.

En la mayoría de niños e infantes, las infecciones por el VRS pueden ser tratadas ambulatoriamente. Sin embargo, alrededor de 0.5 a 2% de niños e infantes con esta infección pueden requerir hospitalización.

La enfermedad dura aproximadamente una a dos semanas. Los niños que están en riesgo de desarrollar casos más severos de VRS son los siguientes:

  • Los niños e infantes menores de 1 año, especialmente aquellos entre 6 semanas a 6 meses
  • Los infantes prematuros
  • Los niños e infantes con problemas respiratorios o cardiacos
  • Los niños e infantes con el sistema inmunológico débil

La transmisión del VRS se lleva a cabo por contacto directo con material infectado, ya sea a través de un individuo enfermo o por material inanimado. Las secreciones del ojo, boca o nariz (y posiblemente del estornudo) contienen el virus. El virus puede también sobrevivir durante muchas horas en objetos inanimados como las manijas de puertas, superficies duras y juguetes. También puede vivir en las manos humanas hasta por 30 minutos.

Después de haberse expuesto al virus, los síntomas aparecen a los cuatro a seis días. Un individuo con VRS normalmente es contagioso durante tres a ocho días, aunque este período puede ser más largo en los niños pequeños.

Los siguientes son los síntomas más comunes de las infecciones por el VRS. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Letargo e inactividad
  • Irritabilidad
  • Inapetencia
  • Episodios de apnea (evento en el que un infante no puede respirar por un lapso de hasta 10 segundos) --Es más frecuente en infantes
  • Secreción nasal que generalmente es clara
  • Fiebre
  • Sibilancia (sonido de tono alto que normalmente se escucha en la espiración)
  • Respiración rápida
  • Tos
  • Retracciones (hacia adentro) de la pared del pecho
  • Aleteo nasal
  • Ronquera en el pecho que puede sentirse encima del pecho o espalda del infante

Los síntomas de la infección por VRS pueden asemejarse a otros problemas o condiciones médicas. Siempre consulte al médico de su niño para un diagnóstico. 

Además de una historia médica completa y de un examen físico, las otras pruebas de diagnóstico para el VRS pueden incluir:

  • Examen de la secreción nasal de su niño
  • Radiografía de tórax
  • Oximetría de pulso - un oxímetro es un aparato pequeño que mide la cantidad de oxígeno en la sangre. Para obtener esta medida, se adhiere un pequeño sensor (como una curita) en un dedo de la mano o del pie.

No hay ninguna cura para la infección por el VRS, de manera que una vez que el niño se infecta, el tratamiento es de soporte (dirigido a tratar los síntomas presentes). El cuidado del niño o del infante comprende el tratamiento de los efectos del virus en el sistema respiratorio.

Debido a que la infección es causada por un virus, los antibióticos no son útiles.

El tratamiento específico para la infección por el VRS será determinado por su médico basado en:

  • La edad, salud general e historia médica de su niño
  • La magnitud de la enfermedad
  • La tolerancia de su niño a medicaciones, procedimientos o terapias específicas
  • Las expectativas para el curso de la enfermedad
  • Su opinión o su preferencia

El tratamiento de la infección por el VRS puede incluir:

  • Mantener a su niño bien hidratado haciendo que tome líquidos por vía oral. Si es necesario, se empezará con líquidos por vía intravenosa (VI) para proporcionar a su niño fluidos y electrolitos esenciales.
  • Suplemento de oxígeno.
  • Succión de la secreción nasal del bebé con una perilla de goma antes de que vaya a dormir y antes de las comidas, lo cual lo ayudará a estar más confortable.
  • Puede probarse la medicación broncodilatadora cuando se sospecha que hay una enfermedad subyacente reactiva de las vías respiratorias.

Su primera visita de enfermería en el hogar durará entre una y dos horas.

Su bebé recibirá una evaluación completa, incluyendo verificación del peso, signos vitales, una revisión de los medicamentos y del historial clínico, y la inyección de Synagis. La enfermera compartirá información sobre la dieta, que puede afectar a la prevención del VRS. Después de su visita, la enfermera compartirá su evaluación con su médico para brindar atención uniforme para su bebé.

Nuestro personal de enfermería está disponible para las familias para el apoyo, la educación y la gestión del VRS a través del curso de la terapia.

El lavado apropiado de las manos es importante para evitar la diseminación del VRS a otros infantes, niños y adultos. Si su niño está en el hospital, el personal de salud deberá llevar ropa especial de aislamiento como batas y guantes cuando entre al cuarto de su niño.

Palivizumab (Synagis), un anticuerpo contra el RSV, proporciona una protección pasiva contra el virus. Palivizumab se recomienda para los bebés y niños con alto riesgo de adquirir infección por el VRS, incluyendo los niños con antecedentes de prematuridad y enfermedad cardiaca congénita, para reducir la tasa de ingresos hospitalarios. Generalmente, Palivizumab se da en forma mensual durante la "estación" del VRS, que va desde el final de otoño hasta la primavera. Si usted tiene preguntas acerca de Palivizumab, por favor consulte al médico de niño. 

  • Bronquiolitis - Información para los padres, incluyendo signos y síntomas, prevención, tratamiento y cuándo ir a la sala de emergencias.
  • Información sobre el VRS y el programa de terapia con Synagis disponible a través de Asistencia en el Hogar 

Last Updated 01/2013