Consejos para Prevenir que los Niños Se Caigan de las Ventanas (Tips to Prevent Children From Falling Out of the Windows)

Al elevarse la temperatura, también se tiende a levantar las ventanas de las casas. Algunas personas quieren airar sus casas luego de un largo invierno, mientras otras quieren descansar de la calefacción. Un desafortunado efecto secundario del abrir las ventanas es la incidencia de caídas que se produce.

"Las caídas por las ventanas son una de las principales causas de heridas y muertes en niños, especialmente de aquellos viviendo en zonas urbanas", dice la Dra. Wendy Pomerantz, quien es una doctora del Emergency Medicine del Cincinnati Children's Hospital Medical Center.

La Dra. Pomerantz dice que "Los niños están más expuestos a morir o a sufrir heridas severas luego de una caída por la ventana que de otras clases de caídas, y los niños menores de 5 años son los más vulnerables".

Cada año en los Estados Unidos, mueren de 15 a 20 niños menores de 11 años, y casi 15,000 son heridos debido a caídas por las ventanas. Las caídas por las ventanas tienden a ocurrir en vecindarios de recursos bajos que tienen viviendas deterioradas, construcciones de ventanas insatisfactorias y que no tienen aire acondicionado.

Los niños que viven en apartamentos en edificios caen de las ventanas en una proporción de cinco veces mayor que de otros niños viviendo en otros tipos de residencia. La altura de la caída, el tipo de caída, la fuerza del impacto y la superficie sobre la que el niño se cayó influyen en la severidad de la herida. Más grande la altura de la caída, más probabilidades de muerte.

"Cuando la temperatura se eleva los padres abren las ventanas", dice la Dra. Pomerantz. Pero existen pasos que los padres pueden tomar para prevenir las caídas:

  • La mayoría de las caídas ocurre cuando los niños no están siendo supervisados. No deje solo a los niños pequeños.
  • Asegúrese que no hay ningún mueble cerca a las ventana en la que el niño se pueda subir.
  • NUNCA dependa de los mosquiteros para evitar las caídas por las ventanas. Estos no están diseñados para prevenir las caídas.
  • Cada vez que sea posible, abra las ventanas por la parte de arriba y no por la parte de abajo.
  • Proteja las ventanas con protectores y paradores de ventanas. Los protectores de ventanas previenen que los niños se caigan de las ventanas abiertas, y los paradores de ventanas evitan que las ventanas se abran más de unas cuantas pulgadas.

"Los padres y los dueños de los apartamentos pueden tomar acciones para prevenir heridas y muertes", dice la Dra. Pomerantz. "Si los dueños de las propiedades instalan protectores o paradores de ventanas en los edificios con muchos pisos, se reduciría enormemente las caídas por las ventanas y se evitaría así un gran problema en la salud del niño".

Un representante de servicio que habla español, atenderá su llamada, contestará sus preguntas, 513-636-0799.

Si usted o su niño experimentan efectos secundarios inusuales, inesperados o severos, luego de seguir los procedimientos o instrucciones indicados en este documento, le recomendamos que llame de inmediato a su médico primario, su sala de emergencias local, o, en casos de efectos secundarios o reacciones adversas extremas, llame al 911 o su número local para emergencias.

El cuidado pediátrico está constantemente mejorando y enfrentando nuevos retos. Las nuevas ideas, prácticas e investigaciones, provocan continuos cambios en nuestra interpretación y recomendaciones. Estas páginas representan nuestro mejor esfuerzo pero de ningún modo sustituyen el diálogo crítico y las recomendaciones de su pediatra o profesional del cuidado de la salud. La información incluída en los "Temas de Salud" ("Health Topics"), es considerada confiable y generalmente de acuerdo con los estándares aceptados al momento de la publicación. Sin embargo, la posibilidad de un error humano y los cambios en las ciencias médicas, previenen que los autores y el Cincinnati Children's Hospital Medical Center, ofrezcan estas páginas como algo más que puntos de partida o referencia para las decisiones del cuidado y el plan educacional que los padres, pediatras, profesionales del cuidado de la salud y los niños, deben tomar en conjunto.

Si cree que usted, su niño, o alguien que usted conoce, sufre de las condiciones descritas aquí, por favor visite a su proveedor de cuidados de la salud. No intente ofrecer tratamiento para usted mismo, su niño o alguien más, sin la supervisión médica adecuada.


Last Updated 01/2010