Crisis Epilépticas Relacionadas con la Fiebre (Fever-Related Seizures)

Crisis Epilépticas Relacionadas con la Fiebre (Fever-Related Seizures)

Las crisis epilépticas relacionadas con la fiebre son convulsiones en todo el cuerpo (espasmos) que ocurren debido a la fiebre en un niño pequeño. Por lo general, afectan a niños de entre 6 meses y 6 años de edad. Son más comunes en niños pequeños entre las edades de 12 a 18 meses.

Las crisis epilépticas relacionadas con la fiebre normalmente no provocan daños en los niños. En general, se detienen solas y duran un par de minutos.

Incidencia de las Crisis Epilépticas Relacionadas con la Fiebre

Aproximadamente el 2 al 5 % de los niños tiene al menos una crisis relacionada con la fiebre. No se sabe por qué ocurren estas crisis. Los estudios demuestran que algunas pueden ser causadas por enfermedades virales.

Las crisis relacionadas con la fiebre también pueden ser habituales en una familia.

Los niños que tienen menos de 12 meses de edad cuando experimentan la primera crisis relacionada con la fiebre presentan aproximadamente un 50 % de probabilidades de volver a tener otra. Que su hijo tenga una crisis relacionada con la fiebre no significa que tenga epilepsia. Un niño que tuvo una crisis relacionada con la fiebre tiene una probabilidad ligeramente más alta de tener epilepsia. Esto es más común cuando hay antecedentes de epilepsia en la familia.

Si su Hijo Tiene una Crisis

  • Mantenga la calma
  • Acueste al niño en la cama o el suelo
  • Aleje del niño objetos que puedan hacerle daño
  • Colóquelo acostado sobre un lado para evitar que se ahogue con la saliva o el vómito
  • No le ponga nada en la boca
  • No puede tragarse la lengua
  • No le coloque medicamentos en la boca porque podría hacer que se ahogue
  • No intente evitar que se mueva
  • Llame al 911 si la crisis dura más de 5 minutos o si su hijo tiene dificultades para respirar
  • La mayoría de los niños no necesita ir a la Sala de Emergencia (Emergency Room)
  • Si no está seguro de que su hijo esté bien, llévelo para que lo controlen

Después de una Crisis

Su hijo puede sentir sueño o estar de mal humor. Si ve que le sale sangre de la boca, esto suele indicar que se mordió la lengua o la mejilla. Una vez que la crisis se haya detenido, coloque un paño limpio en el área. Aplique una leve presión para detener el sangrado.

Llame al médico de su hijo. Es muy importante que lo controlen para ver si hay una causa para la fiebre que pueda tratarse. La mayoría de los niños solo tiene una crisis epiléptica en un período de 24 horas. Darle paracetamol (acetaminophen) o ibuprofeno (ibuprofen) para bajarle la fiebre lo ayudará a sentirse mejor. Esta medicación no necesariamente evitará que vuelva a tener una crisis.

No hay pruebas de que las crisis relacionadas con la fiebre provoquen daños en el cerebro. Investigaciones realizadas con una gran cantidad de personas han determinado que los niños que sufren crisis relacionadas con la fiebre tienen un rendimiento normal en la escuela. Además, en las pruebas de inteligencia, tienen resultados tan buenos como sus hermanos que nunca tuvieron una crisis.

Las crisis epilépticas relacionadas con la fiebre pueden ser muy alarmantes, pero tenga presente esto:

  • Son bastante comunes en niños de 6 meses a 6 años de edad
  • La mayoría de las veces no están asociadas a una enfermedad grave
  • En la mayoría de los casos, no tienen como consecuencia epilepsia ni otros problemas de salud

Consulte al médico de su hijo si tiene dudas o inquietudes.

Last Updated 08/2018