La Epidural (Epidural)

La Epidural (Epidural)

La epidural es una manera de controlar el dolor de su niño(a) después de la cirugía. La epidural es colocado por el anestesiólogo después de que su niño(a) se queda dormido. Se le pondrá de lado y se le lavará la espalda baja. Se le colocará en la espalda baja un pequeño y suave tubo de plástico. Se le dará la medicina para el dolor a través de este tubo. La enfermera y el anestesiólogo instalarán una bomba especial que administrará, a su niño(a), la medicina para el dolor las 24 horas al día.

Una venda transparente cubrirá la tubería sobre la espalda baja. La tubería será pegada al hombro con una venda de gasa.

¿Cuándo de usa la epidural?

La epidural se usa para aliviar el dolor de su niño(a) luego de una cirugía mayor. El anestesiólogo, el cirujano y usted hablarán y decidirán si esta es la mejor manera de controlar el dolor de su niño(a).

¿Porqué debo escoger la epidural para mi niño(a)?

La epidural puede proveer alivio del dolor con una menor soñolencia. Con una epidural, su niño(a) puede tener menos dolor cuando se levanta de la silla o camina después de una cirugía. Esta clase de actividad es importante para recuperarse después de una cirugía. 

¿Por cuánto tiempo se debe usar la epidural?

Generalmente se usa la epidural por dos o tres días después de la cirugía. Cuando su niño(a) pueda ser capaz de beber, se le dará la medicina para el dolor por la boca, y se le dejará de dar la medicina epidural. El tubería epidural será removido por un miembro del equipo de servicios para el dolor. No se siente dolor cuando se remueve el tubo, pero puede ocurrir alguna molestia.

¿Cómo se sentirá mi niño(a) con una epidural?

En la primera tarde de la cirugía, su niño(a) puede sentir adormecimiento en sus piernas y en el área debajo de la cintura. Su niño(a) puede decir que no siente sus piernas. A su niño(a) se le dará unos zapatitos descartables para proteger sus talones. Estos zapatitos especiales deben ser usados todo el tiempo que su niño(a) está en la cama. Cuando la sensación regrese a sus piernas y pies, él o ella podrá dejar de usarlos excepto cuando esté durmiendo. La mañana después de la cirugía, su niño(a) debe ser capaz de mover sus piernas y de caminar. Con la ayuda de la enfermera él o ella puede sentarse en la silla, caminar y ser confortado. El que su niño(a) tenga una epidural, no le impide a usted que lo pueda acurrucar y confortar tocándolo y/o cargándolo.

El tener una epidural puede causar comezón en la piel. Su niño(a) también puede quejarse de un estómago indispuesto. Se le puede dar medicamentos que reduzcan la picazón y/o las nauseas. Es importante dejarle saber a la enfermera o a un miembro del servicio de tratamiento para el dolor, si la nausea o la picazón llega a ser un problema. 

¿A quién pregunto si tengo más preguntas acerca de la epidural mientras mi niño(a) está en el hospital?

Un miembro del equipo de servicios para el dolor visitará a su niño(a) todos los días mientras esté con la epidural. La enfermera a cargo de su niño(a) puede llamar al servicios de tratamiento para el dolor las 24 horas del día.

El anestesiólogo debe contestar sus preguntas antes de que se use la epidural. Por favor siéntase libre de hacer preguntas en cualquier momento.

Línea de Asistencia en Español

Un representante de servicio que habla español, atenderá su llamada, contestará sus preguntas, 513-636-0799. 

Last Updated 04/2018