Una biopsia de hígado se hace para tomar una pequeña muestra de tejido del hígado para diagnosticar una nueva enfermedad hepática o cambios en una enfermedad conocida. Si su hijo(a) tiene una enfermedad hepática, una biopsia puede ayudar a ver cómo está respondiendo al tratamiento médico.

El médico o la enfermera les explicarán el procedimiento a ustedes y a su hijo(a).