Una frenotomía es un procedimiento para cortar el delgado trozo de tejido que conecta la lengua con el piso de la boca o la encía. Se puede usar para tratar problemas de amamantamiento en recién nacidos que tienen anquiloglosia (frenillo lingual anormalmente corto). Es un procedimiento rápido y que causa una molestia mínima para el bebé.