Temas de Salud

Tratamiento con terapia de protones (Proton Radiotherapy)

Tratamiento con terapia de protones (Proton Radiotherapy)

¿Qué es la terapia de protones?
La terapia de protones es un tipo de terapia de radiación que usa protones para tratar tumores. Es tan eficaz como la terapia de radiación tradicional, con una gran ventaja: mayor precisión. La radiación de protones puede atacar el tumor pero evitar tejidos y órganos sanos cerca del tumor. Eso disminuye el riesgo de sufrir efectos secundarios relacionados con el tratamiento y complicaciones a largo plazo.

Los médicos pueden usar solo terapia de protones, o pueden combinarla con otros métodos de tratamiento, por ejemplo terapia de radiación tradicional, cirugía, quimioterapia e inmunoterapia.

¿Qué es un protón?

Un protón es una partícula subatómica que se encuentra en el núcleo de todos los átomos. Los protones tienen propiedades únicas que los hacen muy eficaces en el tratamiento de pacientes con tumores. Por ejemplo, se los puede controlar con precisión para hacerlos coincidir exactamente con la ubicación y la forma del tumor. Además, no entregan toda la dosis de radiación de una vez cuando viajan por el cuerpo. En vez de ello, entran en el cuerpo a una velocidad muy alta, por lo que al comienzo entregan niveles bajos de radiación. Mientras viajan, disminuyen la velocidad. Cuando los protones llegan al tumor, entregan la dosis máxima de radiación que mata el tumor y luego se detienen totalmente. No se entrega nada de radiación más allá del lugar del tumor. Eso disminuye el impacto en los tejidos normales que rodean el tumor y reduce el riesgo de efectos secundarios relacionados con el tratamiento.

¿Cómo funciona la terapia de protones?

Detrás de la terapia de protones hay una increíble cantidad de tecnología que la hace posible. Mientras el paciente está tendido en la camilla de tratamiento, una máquina especial llamada ciclotrón trabaja intensamente en otra parte del edificio. El ciclotrón (a veces llamado un acelerador de partículas) energiza los protones. Los protones viajan a través de una “línea del haz”, un complejo sistema de tubos de metal que es casi tan largo como un campo de fútbol. Los campos magnéticos guían a los protones a través de la línea del haz hacia la sala de tratamiento (a veces llamada cámara de tratamiento).

Los protones salen de la línea del haz a través de una boquilla que se dirige al cuerpo del paciente. Una gran estructura de metal llamada granty hace girar la boquilla alrededor del paciente durante el tratamiento. El equipo está diseñado para entregar haces de protones a ángulos precisos indicados por el médico.

proton radiation spanish

¿En qué se diferencia la terapia de protones de la terapia de radiación tradicional?

Ambos tipos de terapia de radiación tienen el mismo objetivo: dañar el código genético de las células de cáncer para que no puedan crecer y diseminarse. Ambos tipos de terapia entregan radiación sin causar dolor a través de la piel, desde una máquina que está afuera del cuerpo.

La diferencia fundamental entre la terapia de protones y la terapia de radiación tradicional es el tipo de energía que usan. La terapia de radiación tradicional usa fotones (también llamados rayos X) para tratar tumores. Los médicos han usado la terapia de radiación tradicional para tratar tumores durante más de 100 años.

La terapia de protones usa protones (partículas subatómicas que se encuentran en el núcleo de todos los átomos). Es menos común, pero se ha usado durante décadas en una pequeña cantidad de instituciones. Los avances recientes en la tecnología de la radiación de protones ha hecho que esta terapia sea más eficaz que nunca para minimizar los efectos a corto y largo plazo del tratamiento.

Terapia de protones
Terapia de radiación tradicional
Mata las células de cáncer dañando el código genético Mata las células de cáncer dañando el código genético
Usa energía de protones Usa una gran cantidad de energía de fotones (radiación de rayos X)
Se usa en tumores sólidos que no se han diseminado (aproximadamente 80 % de todos los tumores pediátricos). No se usa para tratar tipos de cáncer de la sangre (leucemia, linfoma y mieloma). Se usa en la mayoría de los tipos de tumor y cáncer, incluidos cáncer de la sangre
Entrega una dosis alta de radiación al tumor, pero poca radiación a los tejidos sanos Entrega una dosis de radiación a todo lo que está en su camino, incluidos tejidos sanos
Minimiza los efectos secundarios a corto plazo y las complicaciones a largo plazo Es más probable que cause efectos secundarios a corto plazo y complicaciones a largo plazo

¿Qué afecciones trata la terapia de protones?

La terapia de protones se usa para tratar tumores sólidos con una forma bien definida que no se han diseminado a otras partes del cuerpo. No se usa para tratar cáncer de la sangre como leucemia y mieloma.

En general, la terapia de protones se usa para tratar:

  • Tumores cerebrales
  • Sarcoma de Ewing
  • Linfoma de Hodgkin y no Hodgkin
  • Neuroblastoma
  • Rabdomiosarcoma
  • Sarcomas de tejidos blandos
  • Osteosarcomas
  • Tumor de Wilms (tumor renal)

En algunas ocasiones, la terapia de protones se puede usar para destruir un tumor que puede ser resistente a la terapia de radiación tradicional.

Los niños de todas las edades pueden recibir terapia de protones. Los niños más pequeños recibirán un sedante suave para ayudarlos a no moverse durante el tratamiento.

¿Por qué se usa la terapia de protones en los tipos de cáncer infantiles?

La terapia de radiación tradicional puede ser muy eficaz. Desafortunadamente, puede causar efectos secundarios perjudiciales, como retrasos en el desarrollo, deficiencias hormonales, efectos en los tejidos de los huesos y músculos, pérdida de audición y/o daño en las glándulas salivales. Esos efectos secundarios pueden ser particularmente dañinos para los niños, porque el cuerpo y el cerebro todavía se están desarrollando.

La terapia de protones es una excelente alternativa a la terapia de radiación tradicional, porque limita la exposición a la radiación de los tejidos y órganos sanos y en crecimiento.

¿Cuáles son los efectos secundarios a corto y largo plazo de la terapia de protones?

El equipo de atención de su hijo/a ayudará a anticipar los efectos de corto y largo plazo de la terapia de protones que podría experimentar. Los efectos secundarios dependen en gran medida de la parte del cuerpo que se está tratando, el tamaño del tumor, los tipos de tejido sano cerca del tumor y si su hijo/a recibirá quimioterapia al mismo tiempo.

Los efectos secundarios a corto plazo generalmente son mínimos. Pueden incluir irritación de la piel, náuseas y fatiga. Los pacientes que reciben al mismo tiempo otras formas de tratamiento para el cáncer pueden experimentar efectos secundarios adicionales relacionados con esos tratamientos.

Los efectos secundarios a largo plazo relacionados con la terapia de protones varían. Pero en general son menos y menos severos que los efectos a largo plazo relacionados con la terapia de radiación tradicional.

Last Updated 01/2021

Solicite atención en nuestro hospital

Contact us.

Cincinnati Children's está entre los cinco mejores hospitales pediátricos de la nación, de acuerdo con U.S. News & World Report. Entérese de cómo nuestro Programa de Atención para Pacientes Internacionales (International Patient Care Program) ofrece servicios especiales para pacientes y familias que viajan desde fuera de Estados Unidos.  

> Contáctenos en línea

Lea más