Puede esperar que su hijo/a tenga estos síntomas después de recibir tratamiento dental bajo anestesia general:

  • Sangrado leve en la boca que se controla fácilmente con una gasa cuando se extrajo un diente
  • Náuseas o vómitos
  • Molestia en la boca, la mandíbula o el cuello
  • Un ligero aumento de la temperatura durante 24 horas
  • Somnolencia durante varias horas después de volver a casa
  • Hinchazón leve de los labios, mejillas y mandíbulas
  • Efectos temporales en el sueño, la alimentación y las actividades de juego