¿Qué es la fiebre?

Normalmente, la temperatura del cuerpo oscila alrededor de los 98.6°F (37°C). La temperatura del cuerpo varía a través del día según los niveles de actividad de la persona. Un pequeño incremento en la temperatura (debajo de los 100.4°F [38°C]) puede ocurrir luego de ejercicios físicos o cuando lo bebés o los niños se encuentran demasiado abrigados.

Una temperatura superior a los 100.4°F (38°C) se considera fiebre. Se trata de un síntoma, más que una enfermedad. Tenga en mente los siguientes factores respecto a la fiebre.

  • La fiebre rara vez produce efectos dañinos.
  • La fiebre es uno de los mecanismos normales del cuerpo para combatir las infecciones.
  • La fiebre ayuda a combatir una infección.
  • El grado de temperatura no indica necesariamente cuán enfermo está el niño.

Un niño con fiebre puede tener la piel tibia o caliente, pero es mejor utilizar un termómetro para determinar su temperatura exacta. Existen muchas maneras de medir la temperatura.