Una fractura en un niño puede ser muy diferente a una fractura en el mismo lugar en una persona adulta. Si la fractura ocurre en los extremos del hueso, puede estar involucrado el cartílago de crecimiento (placa epifisiaria).

El cartílago de crecimiento es una región metabólicamente muy activa del hueso y es el lugar de crecimiento continuo de ese hueso individual. A veces puede haber una perturbación del crecimiento normal, lo que resulta en un acortamiento o angulación del hueso.

La buena noticia es que aunque las fracturas suelen involucrar el cartílago de crecimiento, en raras ocasiones eso es un problema. El médico les dirá si la fractura afecta el cartílago de crecimiento y si hay posibilidad de que haya problemas con el cartílago de crecimiento, lo que depende del tipo y lugar de la lesión.