Onfalocele

El onfalocele es un defecto congénito raro. Ocurre cuando el intestino, el hígado y a veces otros órganos quedan afuera del abdomen en un saco. Como algunos o todos los órganos del abdomen están afuera del cuerpo, pueden sufrir lesiones y el abdomen no crece para alcanzar el tamaño normal. El abdomen puede ser demasiado pequeño como para contener todos los órganos. Al nacer, el abdomen del bebé se verá como un saco transparente lleno de líquido. Es posible que se pueda ver el intestino u otros órganos. El cordón umbilical del bebé estará en la parte de arriba del saco.

Incidencia del onfalocele

  • Ocurre aproximadamente en 1 de 5,000 nacimientos.
  • Algunos bebés con onfalocele pueden tener otros problemas en el corazón, la columna vertebral o los órganos digestivos.
  • Si su bebé tiene otros problemas, puede haber una mayor probabilidad de que usted tenga otro bebé con onfalocele.
  • Si su bebé no tiene otros problemas importantes, la probabilidad de que usted tenga otro bebé con onfalocele es 1% (1 en 100).

Tratamiento para onfalocele

Mientras su bebé esté en la sala de parto, el saco se mantendrá húmedo y cubierto con plástico para proteger el intestino. Usted y el cirujano de su bebé hablarán sobre la mejor forma de reparar el onfalocele según la salud de su bebé.

Si el onfalocele de su bebé es pequeño, la cirugía se puede hacer poco después del nacimiento. El cirujano pondrá el intestino y otros órganos en el saco adentro del abdomen y cerrará la abertura.

Si el onfalocele es más grande, el abdomen del bebé tendrá que crecer o estirarse lo suficiente antes de que se pueda hacer la cirugía. En ese caso, la reparación se hará en etapas. Si el saco se rompe antes de la reparación, la cirugía se tendrá que hacer inmediatamente.

A veces el onfalocele puede ser demasiado grande para repararlo inmediatamente. La piel crecerá para cubrir el saco con ayuda de medicamentos, buen cuidado de la piel y buena nutrición. Si eso ocurre, se hará la cirugía al bebé para cerrar los músculos del abdomen en 6 a 12 meses cuando el abdomen sea más grande.

La mayoría de los bebés con onfalocele podrán ir al hogar desde el hospital cuando puedan tomar todos los biberones y después de que la familia haya aprendido cómo cambiar el vendaje y proteger el saco.

Seguimiento

Es necesario hacer un seguimiento cuidadoso con el médico y el equipo de atención después de que el bebé vuelva al hogar.

La mayoría de los bebés con onfalocele tienen una buena evolución. La tasa de supervivencia es mayor a 90% si el onfalocele es el único problema del bebé. La tasa de supervivencia para bebés que tienen onfalocele y problemas graves en otros órganos es de aproximadamente 70%.

Su bebé también puede tener algo de dificultades para alimentarse, reflujo, retrasos en el crecimiento y obstrucción intestinal y puede tener problemas respiratorios a largo plazo. Su bebé puede tener mayor predisposición a sufrir enfermedades que otros bebés.

Last Updated 05/2019

Solicite atención en nuestro hospital

Contact us.

Cincinnati Children's es el tercer hospital pediátrico de la nación, de acuerdo con U.S. News & World Report. Entérese de cómo nuestro Programa de Atención para Pacientes Internacionales (International Patient Care Program) ofrece servicios especiales para pacientes y familias que viajan desde fuera de Estados Unidos.  

> Contáctenos en línea

Lea más