¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca es una afección crónica en la que el cuerpo no puede tolerar el gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno.

Cuando una persona con enfermedad celíaca come gluten, su sistema inmunitario ataca el intestino delgado. Ese tipo de ataque se llama “autoinmune”. Este ataque causa daños en las vellosidades. Las vellosidades son crestas pequeñas, parecidas a dedos, que recubren el intestino delgado. Cuando se dañan las vellosidades, el cuerpo no puede absorber los nutrientes como debería, lo que provoca síntomas y problemas de salud graves.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad celíaca?

Los síntomas varían de un paciente a otro. Algunos pacientes no presentan ningún síntoma. Los siguientes son los síntomas más comunes:

  • Dolor de barriga
  • Hinchazón
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Náuseas

Los niños con enfermedad celíaca pueden tener un crecimiento insuficiente o tener dificultades para aumentar de peso.

Los síntomas menos comunes son:

  • Dolor de cabeza
  • Dolor en las articulaciones
  • Llagas en la boca
  • Sarpullidos

Los expertos creen que al menos 1 de cada 100 personas tiene enfermedad celíaca. En este momento, no hay cura para la enfermedad celíaca. Seguir una dieta estricta, 100% libre de gluten, es la única forma de tratarla. Ingerir pequeñas cantidades de gluten, incluso migajas de una tabla de cortar, puede desencadenar los síntomas y provocar daños en las vellosidades.

¿Cuándo tiene más riesgo de padecer la enfermedad celíaca un niño?

La enfermedad celíaca puede afectar a hombres y mujeres de todas las edades y razas. Algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad celíaca son:

  • Antecedentes familiares de enfermedad celíaca
  • Diabetes tipo 1
  • Enfermedad tiroidea autoinmune
  • Síndrome de Down
  • Síndrome de Turner

Otros problemas de salud relacionados con la enfermedad celíaca

Si las personas celíacas continúan comiendo gluten, pueden desarrollar graves problemas de salud a largo plazo. Algunos de ellos son:

  • Anemia (bajo nivel de hierro en la sangre)
  • Debilidad en los huesos
  • Intolerancia a la lactosa
  • Crisis convulsivas
  • Migrañas
  • Debilidad, mareos o dolor en manos, pies y otras partes del cuerpo
  • Deficiencia de vitaminas y minerales
  • Crecimiento insuficiente
  • Daño en el hígado, páncreas y vesícula biliar
  • Dificultades para quedar embarazada
  • Enfermedad arterial coronaria
  • Cáncer intestinal

Diagnosticar la enfermedad celíaca

Diagnosticar la enfermedad celíaca no siempre es fácil. Si piensa que su hijo(a) puede tener celíaca, es importante que busque la atención de un médico pediatra especializado en gastroenterología. Ellos pueden realizar o confirmar un diagnóstico de enfermedad celíaca.

Durante la primera cita de su hijo(a), el médico le hará preguntas sobre el historial médico de su hijo(a), los antecedentes médicos familiares y los síntomas actuales. Esto ayudará al médico a decidir si es necesario hacer las pruebas para detectar la enfermedad.

Los médicos usan dos tipos de pruebas para diagnosticar (o descartar) la enfermedad celíaca: análisis de sangre y toma de muestras de tejido del intestino delgado.

Análisis de sangre para la enfermedad celíaca

Los análisis de sangre para la enfermedad celíaca miden dos anticuerpos: inmunoglobulina A (IgA) y transglutaminasa tisular IgA (IgA TGT).

Para asegurar un resultado preciso, su hijo(a) debe comer al menos algo de gluten durante las semanas anteriores a los análisis de sangre. Esto se debe a que las pruebas buscan anticuerpos que solo se presentan en las personas celíacas que están comiendo gluten.

Comer dos rebanadas de pan por día durante seis a ocho semanas es suficiente para asegurar que la prueba sea precisa. Si su hijo(a) sigue una dieta libre de gluten y le preocupa reintroducir gluten antes de los análisis, hable con un miembro del equipo de atención.

Endoscopía con biopsia

Una endoscopía muestra si el intestino está inflamado o dañado.

La endoscopía es una prueba ambulatoria que se hace en el hospital mientras el niño está dormido (bajo anestesia). Un médico coloca un tubo delgado y flexible con una cámara en el extremo a través de la garganta y se dirige hacia el estómago y el intestino para observar el revestimiento. Durante la prueba, el médico toma pequeñas muestras de tejido de la primera parte del intestino delgado.

Un médico que trabaja en el laboratorio observará las muestras de tejido con un microscopio para buscar lesiones provocadas por la enfermedad celíaca.

Tratamiento de la enfermedad celíaca

No hay cura para la enfermedad celíaca. Las personas que padecen esta enfermedad crónica deben eliminar el gluten de su dieta para tener la mejor salud y calidad de vida posibles.

Las fuentes más comunes de gluten son el pan, los cereales, la pasta, las galletas, los pasteles y las galletas saladas. Sin embargo, el gluten se encuentra presente en muchos otros tipos de comida porque se usa como relleno o aglutinante.

Atención de seguimiento para niños con enfermedad celíaca

Los niños con enfermedad celíaca deben hacer un seguimiento con su equipo de atención cada seis a doce meses. Esta es una oportunidad para que el médico controle el progreso del niño, pregunte sobre los síntomas y vea cómo va la dieta sin gluten. Los análisis de sangre pueden ayudar al médico a verificar si el sistema inmunitario aún se encuentra activo contra el gluten. También muestran si el intestino delgado está sanando.

Un dietista puede ayudarlos mientras hacen cambios en los hábitos alimenticios de su hijo(a) en el camino hacia una mejor salud. El dietista puede ayudarlos a:

  • Entender qué es una dieta libre de gluten
  • Aprender a leer las etiquetas de los alimentos para evitar el gluten
  • Encontrar fuentes de gluten “ocultas”
  • Asegurar que su hijo(a) siga recibiendo la nutrición necesaria para su crecimiento y desarrollo
  • Encontrar sustitutos libres de gluten para los alimentos favoritos de su hijo(a)

Recursos sobre la enfermedad celíaca

Un diagnóstico de enfermedad celíaca puede provocar estrés y ansiedad mientras la familia se adapta a un estilo de vida sin gluten para su hijo(a). La buena noticia es que el mundo se está volviendo un lugar más amigable para las personas que deben evitar el gluten. El equipo de atención de su hijo(a) puede compartir recursos para ayudarlos a adaptarse.

Muchos sitios web ofrecen educación y apoyo para ayudarlos a que su hijo(a) mantenga un estilo de vida sin gluten. En Cincinnati Children’s recomendamos:

  • Fundación para la Enfermedad Celíaca (Celiac Disease Foundation) — ofrece investigación médica, formación de pacientes y médicos y defensoría para las políticas públicas
  • Grupo para Intolerancia al Gluten (Gluten Intolerance Group) — ofrece apoyo y educación para un estilo de vida sin gluten
  • Más allá de la enfermedad celíaca (Beyond Celiac) — ofrece defensoría, educación e investigación
  • Asociación Nacional para la Enfermedad Celíaca (National Celiac Association) — ofrece educación y defensoría para las familias
  • Guía de Triumph Dining (Triumph Dining Guide) — comparte recursos y ayudas para comer fuera
  • LillyB’s — ofrece sugerencias de alimentos sin gluten
  • Vida sin gluten (Gluten-Free Living) — comparte recetas y consejos sobre estilo de vida