Acerca del Dolor de la Cirugía del Paciente Interno

Muchos niños tienen operaciones. La cantidad de dolor que causa una operación depende del tipo de cirugía y del niño(a). Además de hacer que su niño(a) se sienta mal, el dolor después de una operación puede demorar la recuperación del niño(a), tardar su defecación e interferir con la respiración y la terapia física.

Los primeros dos días después de la operación son los peores. Después, las cosas usualmente empiezan a mejorar. Existen muchas maneras en que se puede ayudar al niño(a) a estar más confortable después de la cirugía. Pregunte al doctor de su niño(a) cuáles son apropiados para él o ella, considerando también la operación que haya recibido.