Las lesiones musculoesqueléticas incluyen fracturas de los huesos y dislocaciones de las articulaciones, esguinces, distensiones, desgarros de ligamentos, laceraciones de tendones. Una fractura es una ruptura en el tejido del hueso.

Las fracturas suceden cuando se ejerce mucha fuerza sobre un hueso, que puede astillarse, rajarse o romperse. Los músculos, vasos sanguíneos, nervios, tendones, articulaciones y otros órganos también pueden lesionarse cuando sucede una fractura.

Sistema Musculoesquelético

El sistema musculoesquelético está compuesto por huesos, articulaciones, tendones, ligamentos y músculos. Los niños pueden lastimarse de muchas formas.

El esqueleto humano da forma al cuerpo, le permite moverse, protege a los órganos, fabrica glóbulos rojos y almacena calcio, fósforo y otros químicos del cuerpo.