Una crisis epiléptica es una “tormenta eléctrica” temporal que ocurre en la superficie del cerebro. Las crisis comienzan de repente y generalmente se detienen solas en uno a tres minutos. Hay muchos tipos de crisis que pueden experimentarse.

Las crisis epilépticas son comunes. Cerca de 1 de cada 10 personas tendrá una crisis aislada en su vida.

Cuando un niño muestra una tendencia a tener crisis epilépticas, se dice que tiene epilepsia. Un médico puede diagnosticarle epilepsia si ha tenido 2 crisis o más en un período de 1 año. La epilepsia no es una enfermedad mental. No significa que la persona tenga un retraso ni una discapacidad ni que tendrá problemas de aprendizaje.

Aproximadamente 1 de cada 100 personas desarrollará epilepsia. Es posible que la tendencia a tener crisis epilépticas desaparezca con la edad. Los pacientes pueden dejar de tomar el medicamento para las convulsiones bajo la atenta supervisión de su médico.